Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El corrupto Estado de Derecho español

José Luis Palomera
Redacción
sábado, 18 de febrero de 2006, 21:28 h (CET)
Es corrupto por normas; Es decir las normas en que se basa el Estado de derecho, están agónicas de lesivas. Ya que son cicateras con las víctimas, que no con los verdugos.

Normas, cuya salvaguarda corresponde al poder legislativo-judicial. Normas, que después de treinta años de democracia, hoy más que nunca, producen alarma social, indignación, y personalmente opino, yo y la mayoría del pueblo Español. Que son más lesivas para las víctimas, que para los verdugos.

La situación actual así lo confirma. El estado de Derecho Español, es una atrocidad de despropósitos. Después de treinta años de democracia, nos encontramos, en cuanto a justicia, en absurdez legislativa. Entiendo, que ésta, es permisiva de parte.

Supongo que todos los gobiernos, legisladores, judicatura, tendrán su parte de responsabilidad, en lo que hoy es nuestro Ordenamiento Jurídico.
Yo, como ciudadano y miembro del pueblo Español he “velado” por la vida de los demás- ya que no he atentado. He “velado” por la democracia, la libertad, el honor, la responsabilidad económica y demás obligaciones que como ciudadano y parte del País me corresponden. Yo he cumplido con mi deber, y entiendo que la parte que incumbe a justicia no lo han hecho. Luego, estoy en mi derecho de pedir responsabilidades, se mofe, quien se mofe, me llamen, lo que me llamen, o me ignoren los que quieran ignorarme o “fusilarme”.

Reitero, que tengo derecho a pedir responsabilidad, ya que yo he asumido la mía, dentro del lugar que ocupo en la sociedad.

Estoy seguro de decir verdad, al igual, que nadie, absolutamente nadie, moverá un dedo, a favor de la causa.

A favor de una Justicia, lógica, idéntica, equitativa, actualizada. Una justicia, donde el alevoso asesino no tenga jamás otra oportunidad de asesinar al inocente pueblo. El execrable asesino, violador, terrorista tiene el mismo derecho a vivir que cualquier otro ser vivo, pero no a matar o violar gratuitamente. Si lo hace una vez, cualquier sociedad justa, debe de impedir que lo haga otra. Un asesino sin sentimientos, al igual que un violador, no deben de ser “ensayados” de nuevo, a cuenta de la "asesinada sociedad". Es de lógica y debería ser de justicia.

Los partidos políticos “tienen” sus propios legisladores fiscales y magistrados, afines a sus políticas.Los medios de comunicación, lo mismo, de hay, “su mutismo” en cuanto a temas de justicia se refiere, de no ser, que el magistrado, fiscal etc., en cuestión no sea afín a sus intereses, o mejor dicho, a los intereses de los “dueños” del medio en sí.

Hoy, el mayor iletrado sabe, que la alarma social que produce- determinadas normas, dejadas de la manos de dios- es clamorosa.

Este artículo, le enviaré a una docenas de medios de la información, estoy seguro que solamente, dos, tres, tendrán la valentía de insertarlo.Otros no la tendrán, no interesa tenerla, pero han de saber -los supuestos medios- que su obligación -si de verdad son medios al servicio del pueblo, y no del poder- es recoger el clamor popular... Si no lo hacen, la responsabilidad de ser ( notarios del pueblo) la dejaran arrinconada en las papeleras de los "sin voz"... Generalmente, el pueblo en su conjunto.

Lo dicho; hoy las normas que asumen, el estado de derecho español, huele a podrido, es decir, a corruptas por dejadez, de quienes tiene la obligación de velar por que las normas se ajusten al sentimiento popular.

La justicia hecha contra el sentimiento del pueblo de donde emana, es una justicia muerta, es decir corrupta.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLI)

Poderoso señor es don Dinero

Cuando ruge la marabunta

Este 18 de julio me ha evocado la película de Byron Haskin (1954)

Límites de la justicia

​Discrepamos del enfoque del abogado Carles Mundó, político adscrito a ERC, respecto a las consecuencias del 155 en el cambio de orientación de las perspectivas

El 155 factor determinante en la recuperación de Cataluña.

“En el mercado libre es natural la victoria del fuerte y legitima la aniquilación del débil. Así se eleva el racismo a la categoría de doctrina económica” Eduardo Galeano

Genios anhelados

Son imprescindibles; pero abundan las tergi versaciones
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris