Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Música

Etiquetas:   Crítica concierto   -   Sección:   Música

Lichis, fresco y maduro

Eduardo Cassano
Eduardo Cassano
@EduardoCassano
jueves, 20 de julio de 2006, 03:51 h (CET)
La sala Luz de Gas de Barcelona acogió durante dos horas el primer concierto acústico de un Lichis más íntimo, acompañado de dos guitarristas, en lo más parecido a una fiesta privada entre amigos. Desde la primera canción hasta la última se mostró muy cercano al público que eligió su concierto para celebrar el día de los enamorados.

Lichis aprovechó la ocasión para desmentir que vaya a dejar La Cabra Mecánica para iniciar una carrera en solitario. Dijo no estar enfadado con la entrevista publicada en los medios pero por ahora no tiene intención de dejar el grupo.

A lo largo del concierto Lichis mostró una excelente capacidad interpretativa. Lejos de quedarse sentado y tocar la guitarra, se dejó llevar por la melodía de sus propias canciones como si fuera la primera vez que la hubiera escuchado. La conexión con el público fue total desde la primera canción

En la parte final del concierto y mientras el público aplaudía la canción, aprovechó para esconderse y dar un par de caladas a un cigarrillo. Al volver al escenario dijo “con esto de la ley antitabaco tengo ganas de ver a Sabina en un concierto a ver…”, lo que provocó las carcajadas de los presentes. Más tarde cogió un vaso de agua, y ante la sonrisa de algunos, apuntó rápidamente “no es whisky, intento imaginármelo pero no lo es”.

Tras más de veinte canciones y advertir que ya era hora de irse, la gente empezó a silbar y pedir una nueva canción, que obtuvieron una respuesta divertida “bueno, veo que ya sabéis la dinámica de esto”. Él también la conocía y siguió cantando, hasta que llegó el momento de irse con los dos guitarristas y ofrecer un bis que dejó satisfecho a todo el mundo. Volvió enseguida, “habéis pagado la entrada y aguantado dos horas de concierto…no os voy a tener media hora aplaudiendo”.

Las canciones de La Cabra Mecánica tienen una un sentido del humor que parecía no tener cabida en el panorama musical, inundado de letras de amor y desamor. La apuesta de Lichis en este grupo ha sido arriesgada pero el tiempo le ha dado la llave del éxito, además de crear una cantera de nuevos artistas que han adoptado de una forma muy parecida su una carrera musical. No es de extrañar que Joaquín Sabina se haya planteado colaborar con él en un futuro.

Como la mejor fruta, Lichis ha ido mejorando con el tiempo. Ahora es mucho más maduro, pero sin perder la frescura de los comienzos. De un tiempo a esta parte ha dejado las drogas, se ha casado y su nuevo look le ha rejuvenecido. Tanto, que ha perdido la mirada de tabernero que antes tenía, a ser casi un nuevo ídolo de quinceañeras, físicamente hablando.

Noticias relacionadas

Diez canciones para deslizarte (bailando) por la cuesta de septiembre

Enfréntate a la rentrée bailando

Sidonie estrena el videoclip de 'Maravilloso'

El estilismo corre a cargo de Magda Cano Die

SOLDIER publica su nuevo disco "The Sleeping of Reason"

Será el próximo viernes 7 de septiembre

Un viaje al mundo de la música clásica de la mano del maestro español más internacional

Trabajo, esfuerzo y sacrificio son algunas de las claves para lograr el éxito

La música, un recuerdo casi táctil

De la elección de la música adecuada depende el éxito de la cita
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris