Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

En defensa de la cultura

Josep Esteve Rico (Alicante)
Redacción
sábado, 18 de febrero de 2006, 05:47 h (CET)
Pronunciarse públicamente en un medio escrito como éste a favor o en defensa de la Cultura -así, en mayúsculas- no supone ni significa ir contra nada ni versus nadie. Quede claro, pues. Es posible apoyar toda manifestación cultural y a cualquier entidad ciudadana sin tener que recurrir al enfrentamiento visceral y sin caer en la crispación o tensión entre destacados colectivos de nuestra sociedad por sus respectivas funciones sociales, necesarias éstas y de suma influencia en la vida de la ciudad. Y eso voy a hacer. En positivo. Sin resquemor contra tirios pero con firmeza hacia troyanos. Recuerdo -tanto por mi mismo como por la vox populi- aquellos tiempos en que las personas llegábamos a acuerdos, a pactos, a compra-ventas; solo con el poder convincente de la palabra. Con el compromiso del 'pacto entre caballeros' sellado con fuerte apretón de manos. Sin firmas ni documentos. Sin notarios. Y esa palabra, 'iba a misa'. Era sagrada y se cumplía. Hoy, recelamos de todo y de todos. Se ha perdido casi todo aquello del 'pacto entre caballeros'. Solucionamos cualquier conflicto o problema amenazando o directamente en los tribunales. Por eso, ese talante conciliador de nuestros mayores -y de los no tanto- haría falta utilizarlo actualmente en más de una ocasión.

Como en el litigio o conflicto CAM-Casino de Elche, dos entes plusquacentenarios, enfrentados por el tema del inmueble que ocupa éste como sede, que más que un conflicto parece un culebrón o el cuento de nunca acabar. Es lamentable que a estas alturas no se haya llegado a un acuerdo satisfactorio para ambos. Y sin ánimo de criticarles pero en aras del esclarecimiento de los hechos, algunas actitudes parciales de este meollo son reprobables e injustas. El Casino, otrora obsoleto y elitista, estuvo anclado en el pasado y fue endogámico. Hoy ha dado un cambio positivo abriéndose a la sociedad sin elitismos, con su nueva junta de talante abierto, progresista y socializador. Directiva que ha puesto en marcha un plan estratégico para revitalizar la entidad y convertirla en un referente cultural de la ciudad. Para todos, sin diferencias de clases. Y es una pena que precisamente ahora que está en el buen camino, en la línea acertada, le coincida el fin del arrendamiento de su inmueble con la CAM y que ésta al contrario que nuestros mayores y violando el honor y la palabra dada al Casino de salvar su sede, vuelva la espalda a la cultura, a los sentimientos, sin altruismos y de forma mercantilista.

Estas actitudes, son impropias de directivos con poder ejecutor y financiero -y hasta algo más, diria yo...- de una entidad de tal solera, prestigio y arraigo en nuestra ciudad que 'hace mucho por la cultura' y que además posee un departamento para asuntos socio-culturales. Una entidad bancaria que 'mira no solo por la economía sino también por el arte, por la cultura y por lo social'. Y sé que la CAM puede -si quiere- hacer un esfuerzo por el Casino siendo sensible a la cultura, pues está formada por personas, supongo -no por ogros- con sentimientos y corazón. En la vida, y más en la vida de un pueblo como Elche, no solo existen el dinero, el afán de negocios, los intereses ocultos, el ansia de poder o los derechos sobre propiedades. También existen principios éticos, honor, sentimientos, identidad. Y todo ésto es el Casino. Un signo o símbolo de identidad ilicitana que se merece ser salvado y que ha funcionado desde el siglo XIX, superviviente de dictaduras, rebeliones, republicas y monarquías. Apostemos por ese acuerdo Cultura-Banca. Porque es posible aún creer en el 'milagro' de un 'pacto entre caballeros' CAM-Casino. El 'milagro' del abrazo entre dinero y sociedad, en defensa de la Cultura.

Noticias relacionadas

El respeto como exigencia armónica

Necesitamos avivar el lenguaje de la consideración y del respeto

Ética de Pedro Abelardo

Fue un extraordinario pensador y dialéctico

Montados en la misma burra

Albert Boadella ha sabido dar una ejemplar lección a quienes rociaban con sal los sarmientos de la convivencia

Burla burlando van más de 3200 empresas huidas de Cataluña

“El arte de la economía consiste en considerar los efectos más remotos de cualquier acto o política y no meramente sus consecuencias inmediatas; en calcular las repercusiones de tal política no sobre un grupo, sino sobre todos los sectores.” Henry Hazlitt

Es hora de decir la verdad

“Quienes alcanzan el poder con demagogia terminan haciéndole pagar al país un precio muy caro”. Adolfo Suárez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris