Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

Lo que viene

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
sábado, 18 de febrero de 2006, 05:47 h (CET)
Los rumores que andan corriendo por los mentideros desde hace tiempo y que el miércoles, durante la sesión de control al Gobierno, cobraron mucha fuerza en los pasillos del Congreso de los Diputados nos hablan del inminente anuncio que podría efectuar la banda terrorista ETA.

Ayer jueves los dos medios catalanes más leídos, “La Vanguardia” y “El Periódico de Cataluña” –que llama a los terroristas “militantes”-, abrían sus portadas haciendo referencia a estos rumores y dando por hecha la declaración de tregua por parte de los asesinos. Es más, nos contaban en qué consistirían estas negociaciones. Todos sabemos que son precisamente estos medios los que tienen mejores relaciones con los nacionalistas vascos y con los socialistas. Así pues, la noticia parece cobrar cierta verosimilitud. “El País” también ponía su granito de arena anunciando la elaboración de un manifiesto por parte de diputadas del PNV, Batasuna y el PSE. Todas juntitas.

Pero sorprenden varias cosas. Por un lado el reconocimiento implícito acerca de las negociaciones que el Gobierno de Rodríguez Zapatero estaría manteniendo con ETA. Negociaciones que desde el PSOE volvían a negar por boca de José Blanco esta misma semana. Bueno, también estuvo el PSOE durante dos años mintiendo y contando que tenía informado al PP acerca de su política antiterrorista para que llegara hace unos días ZP y confirmara que era una mentira. ZP, el adalid de la transparencia, se descolgaba con unas afirmaciones alucinantes: no se fía del PP y por eso no le da información acerca del estado de la lucha antiterrorista. Debe ser que ZP se fía más de Arnaldo, que, como todo el mundo sabe, es quién con más ahínco ha combatido siempre a los asesinos. Parece que la no existencia de las negociaciones va a resultar ser otra gran mentira del partido del talante y la transparencia.

Por otro lado, sorprende el lenguaje que desde ámbitos nacionalistas y/o socialistas se viene utilizando. En realidad, los medios que se autodefinen como “progresistas” han adoptado el lenguaje batasuno. Así, no paran de hablar de ”proceso de paz”, como si España llevase treinta años en guerra. Pues no. Llevamos 30 años de democracia con la lacra de una banda asesina que extorsiona, secuestra, tortura y mata. Y si no hay guerra ¿cómo puede haber un proceso de paz? Curioso eufemismo para hablar de claudicación del Estado de Derecho ante los terroristas.

En realidad, recuerden que el PSOE basó toda su estrategia anterior a las elecciones generales en la “paz” y el “no a la guerra”. Así pues, estamos ante otra agitación típica de la propaganda: se trata de asociar paz con negociación (de tú a tú) con los asesinos para luego contarnos que el PP – y cuántos se opongan a una negociación, víctimas de ETA inclusive -, que se opone firmemente a hacer concesión política alguna a los de Henry Parot, como siempre, se opone a la “paz”.

Una paz frágil y sin libertad. Porque, oigan… si se negocia y se hacen concesiones a los asesinos, es de suponer en buena lógica, que en el momento en que no se cumpla su más mínima reivindicación, volverán a empuñar las armas. Y habremos hecho un pan como unas tortas. Eso sí, hay quién confía en que esta tregua dure lo suficiente como para permitir a ZP, previa agitación propagandística y engaños, ganar unas elecciones generales.

Otro término que se repite y repite sin cesar es el “derecho a decidir”, que es un eufemismo empleado para hablar de autodeterminación o independencia. Lo que siempre ha reivindicado ETA y en nombre de lo que, según ellos, han asesinado a más de 800 personas. Y, por supuesto, no se trata del derecho a decidir de todos los españoles, sino de los catalanes o vascos. Por eso el PSOE no apoyó esta semana en el Congreso la iniciativa del PP para reafirmar el artículo 1.2 de la Constitución que establece que “la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”. Del artículo 2, con el Zapatuto encima de la mesa, mejor ni hablar. Naturalmente nos contarán también que quienes nos oponemos a que se secuestre la soberanía española y que se liquide la Constitución por la vía de las reformas estatutarias no somos demócratas, puesto que estamos en contra del “derecho a decidir”. Vamos, que pretenden que tengamos que tragar en silencio con el proceso revolucionario encaminado a la segunda transición sin contar con media España que el PSOE ha puesto en marcha. Más de la factoría Rubalcaba.

Por cierto que el “Periódico de Cataluña” habla del “proceso de excarcelación” (eufemismo de amnistía sin arrepentimiento por parte de los delincuentes) de los presos de la banda terrorista sin ningún tipo de rubor. Llega incluso a mencionar soluciones diferentes para los asesinos en función de la gravedad de su condena. También habla de dar alguna solución a los prófugos de la justicia. O sea, a los terroristas que permanecen huidos. ¿Qué les parece?

Si esta vez el rumor (porque ya van cuatro o cincos veces que desde fuentes cercanas al gobierno se filtra el inminente anuncio por parte de los terroristas y luego estos responden con bombas) fuera cierto y el Gobierno del talante, en su línea, estuviera dispuesto a arrodillase ante los asesinos –este gobierno se arrodilla ante los que tienen pistolas y machaca a los débiles-, además del daño irreparable que se causaría a la joven democracia española, que resultaría pulverizada en el proceso, estaríamos ya metidos de lleno en la segunda transición. Segunda transición que llevaría aparejada la legalización de ETA. Y lo que es seguro es que todo esto no traerá nada bueno para los ciudadanos. Al tiempo.

Noticias relacionadas

¿Hijos del pasado o padres del futuro?

“Si no piensas en tu porvenir, no lo tendrás” John Kenneth Galbraith. Economista estadounidense

Personalismo

Poner el énfasis en la persona es lo característico del personalismo

¿Reaccionan los españoles obviando el tema catalán?

“La realidad es una esclava cuya obligación es obedecer” G. D’Annunzio

Criticismo liberador

La crítica saludable es el resultado de contrastar la realidad con la luz que irradia la Biblia

¿Es seguro que la tecnología esté al alcance de los niños?

Actualmente los riesgos se aceptan rápidamente con gusto
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris