Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Moscú no renuncia al diálogo con Hamas

Marianna Belenkaia
Redacción
viernes, 17 de febrero de 2006, 06:26 h (CET)
La intención del presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, de invitar a Moscú a los dirigentes del Movimiento de Resistencia Islámica (HAMAS), que acaba de ganar las elecciones parlamentarias en Palestina, ha caído como bomba sobre la arena internacional. Rusia ha sido la primera del "cuarteto" de los mediadores internacionales (formado, además de ella, por EE.UU., la Unión Europea y la ONU) en declarar estar dispuesta dialogar con HAMAS y a hacerlo a nivel más alto.

A primera vista, la situación parece muy equívoca. Es que de hecho tanto en Israel como en EE.UU. y la Unión Europea HAMAS se considera como organización terrorista, siendo Rusia aliada de aquellos en la lucha contra el terrorismo. Por lo tanto, en el mundo árabe muchos percibieron lo dicho por el presidente ruso como un desafío lanzado a EE.UU, y un golpe contra la política de Israel. Pero no es así. Moscú no piensa renunciar a sus relaciones de partenariado con estos países.

¿Qué es lo que está detrás de estas declaraciones de Putin?

Hay dos momentos que invita a Rusia a dialogar con HAMAS. Primero, el lógico deseo que Moscú tiene de demostrar al mundo entero que sigue siendo una fuerza influyente en Oriente Próximo, fuerza que respeta los intereses de ambas partes del conflicto palestino-israelí.

Segundo, el acercamiento demostrativo que Rusia últimamente promueve con el mundo islámico. Rusia no está interesada en que se atice “el conflicto de las civilizaciones”, porque comprende que ese conflicto socavará la estabilidad dentro de sus fronteras. Por eso Moscú trata de asumir el papel de mediador entre Oriente y Occidente, siendo de notar que los contactos con HAMAS se enmarcan perfectamente en esta política.

Hagamos constar que ninguno de los países miembros del “cuarteto”, excepto Rusia, puede dialogar con HAMAS sin ver perjudicadas sus declaraciones anteriores hechas a la comunidad internacional y a los ciudadanos propios. Moscú nunca ha ocultado que no considera HAMAS organización terrorista. Es que conforme a la legislación rusa, se consideran organizaciones terroristas sólo aquellas que actúan en el territorio de la Federación Rusa.

Además, en la reciente conferencia de prensa celebrada en el Kremlin a fines de enero pasado, Putin dijo que estima incorrecto someter HAMAS a aislamiento, pues esta organización llegó al poder a raíz de elecciones democráticas.

Y por último, según han informado a RIA Novosti fuentes diplomáticas, “muchos diplomáticos occidentales, incluidos los norteamericanos, sostienen contactos con HAMAS, pero tratan de no alardear de ello, mientras que Rusia simplemente hace un juego honesto”.

Cabe señalar que los contactos con el Movimiento de la Resistencia Islámica no están prohibidos por la ONU. Más aún, esos contactos son inevitables si es que, claro, los mediadores internacionales no quieren dar al traste con el arreglo de paz en Oriente Próximo. Pues hoy día, este movimiento es la única fuerza real en el territorio que se encuentra bajo el control de la Autoridad Nacional Palestina (ANP). HAMAS nunca aceptará los acuerdos sobre Oriente Próximo que se logren sin su participación. El lenguaje de ultimátums a este respecto resulta poco producente. Así que el diálogo es indispensable, cosa que los mediadores internacionales no pueden dejar de comprender.

Por algo el mismo día en que Putin anunció sus intenciones, el Secretario General de la ONU Kofi Annan manifestó que antes de poner cruz y raya a las posibilidades que HAMAS tiene como parte en el proceso de arreglo de paz, es necesario dar a este movimiento algún tiempo para que pueda cambiar de política.

La declaración hecha por Putin tampoco ha provocado reacción negativa en Washington. Allí sólo han subrayado que esperan explicaciones de Rusia y confían en que sus contactos con HAMAS se mantengan en el marco de los acuerdos entre los miembros del "cuarteto".

Pero Moscú piensa proceder justamente de esta forma.

“Nuestro objetivo es único, a saber: hacer llegar a los dirigentes de HAMAS el inequívoco mensaje de la comunidad internacional acerca de la necesidad de tomar las decisiones que respondan a los intereses vitales de todo el pueblo palestino y que contribuyan a crear un Estado palestino independiente y viable que coexista en condiciones de paz y seguridad con Israel” -, manifestó el Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa. Es decir, el presidente Putin, durante el encuentro previsto con los líderes de HAMAS expresará lo que el "cuarteto" de mediadores espera de esta organización: la renuncia al terrorismo, el reconocimiento del Estado de Israel y la observancia de todos los acuerdos palestino-israelíes anteriormente logrados, incluida la “hoja de ruta” del arreglo de paz.

No cabe duda, sin embargo, que los diplomáticos rusos comprenden que en un futuro próximo no vale la pena esperar que HAMAS cambie radicalmente su política. Para que esto se produzca tienen que haber fuertes motivos, incluido un cambio de actitud de HAMAS hacia Israel, es decir, el reconocimiento del derecho a la existencia del Estado judío, lo cual parece imposible lograr en la etapa actual.

Por eso es poco probable que en las negociaciones de Moscú se hagan declaraciones más o menos importantes. Será un encuentro destinado a entablar un diálogo a fin de no permitir que la situación en Oriente Próximo llegue al colapso completo. Si es que, claro, este encuentro se celebra, pues cualquier agravación de la situación en el área puede fácilmente frustrarlo.

____________________

Marianna Belenkaia es comentarista de RIA “Novosti”.

Noticias relacionadas

Un PSOE con síntomas de totalitarismo. Primarias en el PP

Sánchez ha decidido gobernar a decretazos, dispuesto a copar, en favor suyo, los medios de información españoles. El PP debe renovarse y prescindir de aquellos que lo han llevado al desastre

Hijos

Sigo manteniendo mi reflexión de siempre: “los hijos no los educamos… nos imitan”

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVIII)

(...)el Opus Dei no reunía las cualidades que el Derecho canónico atribuye a las Prelaturas Personales

Cuatro palabras que cambiaron el curso de la historia

¿También bebés?

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XVII)

¿Dónde está la responsabilidad personal de quienes controlan empresas, fundaciones y sociedades mediante testaferros?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris