Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Presos de la libertad   -   Sección:   Opinión

Venganza de género

Eduardo Cassano
Eduardo Cassano
@EduardoCassano
jueves, 16 de febrero de 2006, 05:40 h (CET)
Ayer murió el tercer hombre a manos de su pareja en lo que llevamos de año, que por otra parte, ya son trece las mujeres asesinadas a causa de la violencia de género. Tengo la sensación de que estamos ante la solución extrema que adoptan algunas mujeres, víctimas de la impotencia que causan algunas sentencias judiciales, y prefieren acabar con el problema de raíz.

Puede que sea una simple coincidencia o quizás la verdadera liberación de la mujer ha despertado el instinto de asesinar antes de ser asesinada. Toda una venganza de género que les va a privar de libertad durante una temporada, pero quizás cuando vuelvan a salir a la calle podrán sentirse libres de verdad.

Lo que si sabemos es que la mujer tiene la culpa de todos los malos tratos, según Agustín García-Gasco, arzobispo de Valencia, que así lo publicó en la revista “Aleluya” que se distribuye por las iglesias de Valencia.

Este señor considera que la mujer provoca al marido hasta el punto de “no poder más”, comprende a los asesinos de la violencia de género y se justifica, minimizando la violencia de género, diciendo que 1.350 niños mueren a causa del aborto por cada mujer asesinada a manos de su marido.

¿Acaso todos esos niños murieron por la decisión única y exclusiva de la mujer? Yo estoy en contra del aborto, pero reconozco que hay muchos tipos de casos y en algunas excepciones lo comprendo. Pero lo que más me intriga, dado su gran interés por los niños, tras saber que han detenido a varios pedófilos en España, ¿tendrá el mismo interés por esos niños, como los que mueren por el aborto, conociendo el amplio historial de la Iglesia respecto?

Imagino la indignación que tendrán hoy las mujeres maltratadas y las conversaciones de algunos bares de la España profunda, que todavía existen. Lo que más me preocupa, sin embargo, es el peligroso papel que van a tener a partir de ahora los jueces como las venganzas de género proliferen. Hasta ahora no parece que se haga mucha justicia con las mujeres que denuncian los malos tratos, hasta que terminan muertas. ¿Y si de repente, las mujeres comienzan a matar a maridos que nunca les han maltratado?

Con la violencia de género hay que tener mucho cuidado… a veces resulta muy difícil para la mujer demostrar lo evidente, pero también hay hombres inocentes a las que señalan cada día por la calle por culpa de mujeres despechadas.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XII)

A ellos (a los miembros del Opus Dei) no se les "ofrece", sino que se les obliga a tener esa dirección espiritual

La ministra de Justicia cree en milagros

¿Novata o inexperta?

Víctimas sin voz

Nos merecemos otros cuidados y otros líderes

Tempus fugit a toda leche

En la época del “tuit”, todo es breve y rápido

¿Concertinas o más policías y guardias civiles heridos, señor Marlaska?

No estamos convencidos de que un juez considerado “progresista” sea lo que mejor conviene a España como ministro de Interior
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris