Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Crucifijos polémicos

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
martes, 14 de febrero de 2006, 05:54 h (CET)
Entre la perplejidad y la indignación de muchos, se ha conocido la noticia, fechada en Roma, de que “La Unión de musulmanes italianos ha puesto el grito en el cielo y su máximo responsable, Abdel Smith, ha hecho pública su intención de recurrir a la Justicia, incluido el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo” ante la decisión de reponer el signo cristiano por excelencia en las aulas de los colegios y otros lugares públicos como aeropuertos, estaciones y cárceles.

Tal noticia puede resultar preocupante, ante la similar situación que puede darse también en España. Resulta por demás chocante, incomprensible y hasta indignante que “lleguen como invitados y al día pretendan convertirse en amos”.

El crucifijo, símbolo secular de la civilización occidental y en un país de amplia mayoría católica, no tiene por qué molestar, ni poco ni mucho, a los fieles del Islam. Máxime, cuando la consideración y tolerancia que se tiene con ellos en todos los países cristianos , no es correspondida de idéntico modo y medida en tantos países musulmanes.

Cualquier persona que diese cobijo bajo su techo a un extraño y éste en breve, tratase de arrancar de la pared un símbolo o cuadro querido de un antepasado familiar, se le pondría de patitas en la puerta de la calle. No es cuestión racista sino de enseñar lo que es educación y respeto a los demás. Pues eso.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris