Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   LIGA ACB / JORNADA 20   -   Sección:   Baloncesto

El Gran Canaria se impone con autoridad a un luchador Lagun Aro (63-81)

El demoledor acierto canario desde las línea de tres decidió en el último cuarto un partido que siempre tuvo bajo control, pese a la dura resistencia bilbaína.
Iago Viñas
domingo, 12 de febrero de 2006, 22:44 h (CET)
Como ya hicieron la víspera sus homónimos en fútbol ante el Real Madrid, el Lagun Aro no pudo hacer más frente a un equipo superior que mostró sobre el parquet bilbaíno el porqué de la plaza que ocupa en la ACB hasta la fecha. Sólo superaron a los canarios en el rebote (43-38), si bien la garra y entrega desplegada sobre la cancha hasta el tercer cuarto mantuvo a los bilbaínos con opciones. Los aplastantes doce triples de los pupilos de Maldonado (siete en el último cuarto) acabaron de matar el partido para los amarillos. La mayor amplitud y calidad de la plantilla canaria se dejó notar. Los últimos minutos en La Casilla fueron un ejercicio de resignación local ante un solvente y justo vencedor Gran Canaria.

Patxo Palacios, enviado especial al Pabellón La Casilla de Bilbao

Comenzó el partido con mucha igualdad en todo el primer cuarto en La Casilla (20-22). La conexión Norris-Moran comenzaba a dejar detalles de calidad y se vislumbraban ya algunos desajustes defensivos con Savané y Moran por parte del Lagun Aro. Panko anotaba 13 puntos para el Bilbao Basket, confirmando que lleva un 2006 de dulce. El segundo cuarto fue el peor del Lagun Aro con clara diferencia. Un triple de Montáñez, otro de Panko y dos puntos de Scott fueron todo el bagaje ofensivo de la escuadra local. Scott se las veía y se las deseaba para frenar a Savané, mientras que Vidorreta dio bastante descanso a Fred Weis. El debut de Rancik en el minuto catorce, no aportó gran cosa, pues falló los cuatro tiros que intentó. Poco apoco, sin excesiva brillantez, el equipo canario empezó a coger pequeñas ventajas. Los bilbaínos se mostraban fuertes en el rebote (27 frente a 19 al descanso), donde Weis mostraba sus poderes (siete, cinco de ellos en ataque).

El choque mantenía la igualdad y cierta intensidad, con bonitos duelos Weis-Williams y Scott-Savané, en que la mayor anotación foránea desnivelaba ligeramente la balanza.El paupérrimo 8-12 del segundo parcial decía mucho del escaso acierto anotador de los dos contendientes.En el segundo tiempo, el Gran Canaria pegó otro arreón que les llevó a irse 10 arriba, merced a su paulatino mayor acierto en ataque, circunstancia que no emuló el Bilbao Basket, llegando a fallar hasta siete ataques consecutivos en la fase decisiva del partido.

En un ejercicio de orgullo, con presión en toda la cancha y varias canastas seguidas, los bilbaínos recortaron las diferencias a dos y cuatro puntos en sendas ocasiones en el tercer cuarto. Sin embargo, el acierto anotador canario en los últimos minutos de este parcial y, sobre todo, en el último cuarto fue un obstáculo insalvable para el equipo bilbaíno.Con un marcador de liga griega en el luminoso, 47-54, llegábamos al último cuarto. Nada más iniciarse este, Scott convirtió su 13º punto en el partido, llegando a los 6000 en la ACB; en uno de los fondos se desplegó una doble pancarta felicitando al de Little Rock. Él mismo, para celebrarlo se marcó otro triple a continuación, que hizo vibrar al público.Pero pronto se acabó la esperanza y la alegría para la parroquia bilbaína.

El Gran Canaria encadenó una serie de siete triples, para 12 finales de 25 intentos, de nada menos que 8 jugadores diferentes. Es bien elocuente sobre la aportación colectiva de locales y visitantes, el dato de que por el Lagun aro solo anotaron 5 jugadores, por 10 del Gran Canaria. Las rotaciones y las aportaciones de los menos habituales en la escuadra de Maldonado funcionaron a las mil maravillas. En especial cabe destacar la buena actuación del segundo base G. Martínez, con 9 puntos y una perfecta dirección del equipo. Siete jugadores acabaron el partido con entre 8 y 14 puntos. A cinco minutos del final, con todo ya decidido, la resignación se adueñó del equipo y de la propia afición vizcaína.

El 34% de acierto local en tiros de 2 frente al 48% visitante y 4 triples frente a 12 explican en gran medida el resultado final.En definitiva, una justa victoria de un equipo que se hizo acreedor a ella sobre todo en el rush final, merced a su extraordinario acierto anotador, ante un correoso rival que derrochó entrega y pundonor pero sin acierto en la anotación en los momentos clave.El Bilbao Basket se enfrentará a otro duro rival como es el Adecco Estudiantes; por su parte, el Gran Canaria afronta la semana de la Copa con la moral por todo lo alto, tras el serio y efectivo partido realizado en Bilbao.

FICHA TÉCNICA
63 – Lagun Aro Bilbao Basket (20+8+19+16)
: Savovic (0), , Salgado (8), Weis (4), Scott (21), Panko (27),–cinco inicial-, Koljevic (0), Cabeza (0), Majstorovic (0), Banic (0), Rancik (0),Montáñez (3)

81 – Gran Canaria (22+12+20+27): Norris (8), Moran (9), Savane (14), Williams (8), Klein (8)-cinco inicial-, Winston (5), Martínez (9), Shaw (4), Burgos (0), Baldo (6), Guerra (10), Shaw (4).

Árbitros: Amorós, Redondo, Cortés.Incidencias: Encuentro correspondiente a la 20ª jornada de Liga ACB, disputado en el pabellón La Casilla ante 4.200 espectadores. 19 h.

EL BUENO: Andy Panko. El americano completó una gran actuación, yendo de más a menos, con 27 puntos y valoración 32.
EL FEO: La Casilla. Se averió el cronómetro de una canasta ya en el primer tiempo, el público un tanto frío y las cheers leaders desaparecidas.
EL MALO: Savovic. El alero balcánico no anotó un solo punto en los 17:57 minutos que disputó. Tarde gris.
EL DATO: Richard Scott alcanzó los 6000 puntos en la ACB, en un buen encuentro en que el pívot de Little Rock aportó 21 puntos y 9 rebotes.

SALA DE PRENSA
Salva Maldonado

El mister del equipo canario en una rápida comparecencia en Sala de Prensa analizó así el partido: “el primer tiempo ha habido una igualdad importante, con un primer cuarto de anotación alta. El segundo cuarto con muchos errores y un gran rebote ofensivo del Lagun Aro. En el tercero se ha igualado y en el último hemos dado un gran apretón con nuestro gran acierto en los triples ( siete en éste último) y esta circunstancia, que ya sufrimos nosotros ante el Akasvayu, ha dejado al Bilbao Basket sin posibilidades.

Richard Scott
El gran protagonista del partido por los 6000 puntos anotados en la ACB, comparecía con el trofeo que le entregó al final del partido su presidente, y cara seria: “estoy triste, me alegro por los 6000 puntos, pero me siento más triste por la derrota, que es lo más importante. No tengo mucho más que decir... gracias por todo al club y a todos. Hemos ido por detrás todo el partido, ellos han metido muchos triples y han tenido una muy buena racha. El equipo ha luchado bien, pero ...”

Txus Vidorreta
El coach bilbaíno enjuició así el partido: “El Gran Canaria ha sido superior a nosotros, aunque la diferencia de puntos no sea real en mi opinión. Hemos estado en el partido, pese a un enorme desacierto en los dos primeros tiempos, salvo Panko. 9 de 37 canastas es un dato que habla por sí solo. A falta de 3’40” en el tercer cuarto, hemos fallado siete u ocho ataques consecutivos y Gran Canaria ahí no ha fallado, haciendo un gran basket y con siete de doce triples en el último cuarto. Ese es un mérito suyo, pero también un demérito nuestro. La clave ha estado quizá en el tercer cuarto, Baldo y Shaw han suplido muy bien a Williams y a Savane, con Klein y Moran con cuatro faltas; no hemos aprovechado eso”.

Glosó con tristeza: “tanto remar contra corriente, al final hemos bajado los brazos”. Alabó igualmente a su oponente: “El Gran Canaria es un equipo muy sólido, que está ahí por algo y con varios jugadores ya contrastados. Hemos jugado ante una de las mejores defensas de la Liga, pero nosotros también hemos estado muy fallones ... es significativo que alguien como Salgado no haya anotado ni un solo triple. Pese a todo, el equipo estaba trabajando bien”. Sobre el debut del eslovaco Rancik, apuntó “Lleva cuatro meses sin jugar, creíamos que hoy podría ser útil en alguna situación de rotación. Ha fallado algunos tiros nada más salir que igual le he enfriado, cuando los vaya metiendo aportará más cosas al equipo”.

Noticias relacionadas

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial

España vence a Australia (65-62) y llegará invicta a 'su' Mundial

Fin de semana de doble victoria

España ultima su puesta a punto antes de viajar a Kiev

Antes de volver a Madrid para jugar ante Letonia

España femenina cede ante Alemania en cuartos de final del Mundial de baloncesto en silla de ruedas

Derrota por 59-33

Scariolo podrá dirigir a España en las 'ventanas' pese a su contrato con Toronto

Garantiza su disponibilidad para la fase de clasificación para el Mundial 2019
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris