Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Libros
Etiquetas:   Crítica literaria  

'Ángeles del abismo', de Jesús Ferrero

Gabriel Ruiz-Ortega
Gabriel Ruiz-Ortega
martes, 1 de agosto de 2006, 23:01 h (CET)
Cuando de libros extranjeros se trata me doy un salto por la librería El Virrey. Tengo una entendible predilección por lo que edita Siruela. Tengo que aceptar que varios de los mejores narradores que he leído en estos últimos años se lo debo a esta editorial.

Suelo hurgar, hojeo los libros. Hay una novela de Jonathan Lethem que me llama la atención –aunque está en Debate- pero me atrapa una portada en la que se ve a un muchacho que salta hacia las aguas saladas del mar. Me gusta el título, lo hojeo, gusta lo que voy leyendo a salpicadas. Decido llevarlo.

Con cuatro novelas encima y un poemario, esta última novela es la primera que leo del autor. Nacido en Zamora en 1952, Jesús Ferrero ofrece una historia premunida de sordidez, en el que contemplación de los cuerpos marca el hito en el que el lector empieza a viajar a través de las páginas que delatan una sugerencia en donde el deseo sexual entra por medio del cerebro y empieza a corroer la existencia de los protagonistas. Relatada por un fiel testigo de los hechos en un acto de evocación en la que la que este protagonista intenta quemar ciertos demonios al acercarnos a la presencia de un ya recordado personaje como Diago, tan celestial como infernal, en donde las vidas de Jonás, Valentín, Cándido, Violeta y Hans empiezan a adentrarse a un remolino existencial, en principio con mucha duda pero que no ponen resistencia en soltar cada cual sus más ocultos deseos ante la posibilidad de descubrir una sensación nueva con la son abordados por el seductor Diago.

Ángeles del abismo es más que una historia que denota los acercamientos homoeróticos, aquí encontramos una búsqueda muy cercana a las novelas policiales de pesquisas, a una filosofía de vida muy emparentada a la leyenda de los rosacruces, al sentimiento platónico que se deja ver con claridad en cada capítulo de la misma. El azar marca el desarrollo de esta trama, ciudades como Zaragoza y París sirven como senderos para dar con los enigmas que aparecen en esta historia a la que se le ha tratado de emparentar con Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister, de Goethe. No veo a esta novela dentro de dicha corriente, por el contrario, se percibe una solidez que la lleva a diferenciarse de aquella, esta novela se basta a sí misma al ofrecernos un calidoscopio de psicologías atormentadas por la curiosidad, y es en este tormento en el que los personajes encuentran una inusitada predilección por lo tanático, tanto en la muerta como tal como en la vida misma.

Esta novela tiene todo para ser catalogada como una historia del montón, ergo, efectista: muertes, vesania, traiciones, sexo y verdades que no quieren llegar a saberse. Lo que hace a esta novela especial radica en el tratamiento que ronda con un lirismo parco pero contundente, con una mirada aguda y precisa que le vale al autor a no perderse en nimiedades. Una novela de encuentro y desencuentro, sólo quedan dos personajes en la memoria de los lectores, la del andrógino Diago, y la falsa candidez y sugerencia sexual de Violeta. La voz del protagonista que narra esta historia queda de lado al privilegiar una trama marcada por un vértigo narrativo que lleva al agradecido lector a leer esta novela de un solo tirón. Cabe anotar que Jesús Ferrero le debe mucho a su oficio como poeta a la hora de hacer uso de una economía de lenguaje no exenta de calidad.

Noticias relacionadas

Escribo porque sí, y escribo

Un poema de Aurora Varela

Novio de hermana

Un poema de Aurora Paregrina Varela

Te quiero

Un poema de Esther Videgain

«La novela te lo da todo hecho, pero un relato es algo más poético y literario que exige complicidad del lector»

Entrevista al escritor César Gavela

“‘Orlando’, de Virginia Woolf, me ha estremecido y dejado en estado de perplejidad”

Entrevista a la escritora, docente y cantautora, Laura Calvo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris