Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Casi casados

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
lunes, 13 de febrero de 2006, 01:46 h (CET)
He aquí como se expresa una de las famosas de turno en la revista semanal Gala (nº 72): “Nos entendemos de maravilla y casi estamos casados porque llevamos viviendo juntos dos años.” Perplejidad y extrañeza en el lector. O se está o no se está. Menos mal que no añadió: ”Estoy casi embarazada”. ¿A quién se pretende engañar y por qué?

Lo que hay que oír y lo que hoy se inventa la gente para no llamar a las cosas por su nombre. Estaría mejor no acudir a circunloquios o eufemismos en la vida privada de cada uno para justificar que hay algo que no es correcto ni moral.

Preferible sería llamar al pan, pan y al vino, vino, para entendernos. Ya sé que está de moda el tratar de justificar todo y relativizar todo. Pero...¡no todo vale¡.

La dimensión social de la unión entre un hombre y una mujer, para ser reconocido como matrimonio, ante la sociedad o la Iglesia, precisa el requisito indispensable del compromiso público ante su representante. Sin él no hay ni puede haber matrimonio. Será otra realidad distinta a la que el pueblo llama: apaño, juntorio, lío, arrejuntarse, amancebarse, concubinato etc. Cualquier cosa menos matrimonio. Ni ante Dios, ni ante la Iglesia, ni ante la sociedad, ni ante nadie, puede uno decir que está casi casado, por vivir juntos una pareja el tiempo que sea. La realidad suele ser siempre tozuda.

Noticias relacionadas

García Bacca

Juan David García Bacca fue un filósofo, lógico, ensayista y traductor

¿Existe una contabilidad divina y exacta?

Como ninguna energía se pierde, después de la muerte del cuerpo físico la energía tiene que integrarse en alguna parte

Crueldad o justicia

¿Se acepta una justicia injusta?

Médicos, enfermos y políticos

“Ópera magna”: de cómo consiguieron enfrentar a los pacientes y sanitarios, externalizar la sanidad al sector privado, empobrecer la sanidad pública y retroceder más de treinta años en las coberturas básicas

Irrepresentativa

Si en algo coincide nuestra clase política, es que cada vez está más alejada del común de los mortales
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris