Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Ni éstos ni aquéllos   -   Sección:   Opinión

¿Usted sabe adónde nos lleva el caudillo ZP?

Juan Pablo Mañueco
Juan Pablo Mañueco
lunes, 13 de febrero de 2006, 01:46 h (CET)
LA NOCIÓN de “líder” no es nada democrática, sino precisamente su antónimo, aunque siempre vivamos bajo la sombra del “líder” de los partidos “democráticos”, o que se nos venden como tales.

Pero cuando el líder cabecero se escapa del grupo y se pierde en la lejanía tras la que nos arrastra a todos, el cabeza pensante se transmuta en caudillo: en el cab–ecilla que decide por todos.

Y la definición sigue valiendo aunque el cabecero sea un cabezudo que por algún motivo cabezota se haya situado en cabeza y avance dando cabezazos sin tino, pero siempre adelante y como sea, cada vez más caudillo y más líder del pueblo soberano o, por mejor nombre, del pueblo cabestro, que es lo que somos todos en estas pseudodemocracias verticalistas de los líderes/caudillo... En las que durante cuatro años el cabezón de turno puede hacerles todo lo que le plazca a los electores, que han de seguirle en sus delirios, cada vez más cabizbajos.

Luego, al cabo de unos años, los electores eligen otro caudillo: que vuelve a hacer lo mismo, porque para eso está diseñado el sistema pesebrista de los partidos verticales y de los politijueces a su servicio. Para que todo sea una sucesión interminable y permanente de caudillos...

Y ahora, para que ustedes vean cómo el análisis que acabo de esbozarles se adecua perfectamente a la realidad de España... les diré a los simpatizantes de la izquierda que, en los párrafos anteriores, me estaba refiriendo a José María Aznar, el caudillo cabezón que se obcecó en una guerra innecesaria. Pero, a la vez, añadiré a los simpatizantes de la derecha que, en dichos párrafos anteriores, me estaba refiriendo a José Luis Rodríguez Zapatero, el actual caudillo cabeciduro de nuestros temores cabestreros y variados, porque vienen desde diversos ángulos.

¿Lo ven, simpáticos aunque poco críticos simpatizantes de la izquierda o la derecha, cómo lo que falla es el sistema de caudillos y todo el sistema de verticalista sumisión política y judicial, y no digamos ciudadana, al testarudo y omnímodo caudillo?

Dicho lo cual, que si ustedes no son cabeceantes caballerías que quieren condenarse eternamente a darse cabezadas contra un modelo caudillista que les encabestra por sistema, les hará reflexionar... les digo también, en un aparte:

¿Ustedes saben adónde nos lleva el caudillo, ¡presente!, ZP...?

Yo tampoco, e incluso cada vez tengo más nítido que, igualmente, no menos lo ignora él... Lo cual sí entraña un problema grave, peliagudo e inquietante de cabeza.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris