Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

Cidiano y campeador 2006

Nieves Fernández
Nieves Fernández
sábado, 11 de febrero de 2006, 22:21 h (CET)
“El ciego sol, la sed y la fatiga/ por la terrible estepa castellana,/ al destierro con doce de los suyos/ polvo, sudor y hierro,/ el Cid cabalga.” El héroe castellano cabalga de nuevo como así nos recuerdan el final de este poema de Manuel Machado y “El Camino del Cid” una nueva ruta turística medieval y literaria creada hace cuatro años por la Diputación de Burgos y a la que se han sumado en 2006 cuatro Comunidades Autónomas como son Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón y Valencia.

En este tiempo crispado de separatismos, se celebra que haya pueblos que se unan en comarcas y que comunidades y diputaciones provinciales extracomunitarias vayan al unísono en su desarrollo sociocultural y económico, porque es difícil huir de la historia y de los vaivenes caprichosos del lugar de nacimiento y del destino.

Cuatro comunidades tienen ganas de celebrar que hace 800 años se escribió, se redactó, se copió y se transcribió el escrito anónimo de origen popular, Cantar de Mío Cid, el más antiguo e importante cantar de gesta junto a la Canción de Roldán francesa. Es este Cantar un largo poema de 3733 versos anisosilábicos, esto es desiguales, asonantes y monorrimos, divididos en dos hemistiquios con una media aproximada de 7 u 8 sílabas. Lo que se celebra en este año cidiano es la conmemoración de un escrito, otra vez la buena literatura creando centenarios, en este caso una muestra de la literatura épica medieval, donde se habla del héroe de Vivar, del Cid Campeador, de un señor que como a santo se le venera en este siglo XXI en Vivar del Cid, pueblecito cercano a Burgos, a tan sólo 8 kilómetros. Tanta fue su fama y heroicidad, su justicia y honradez que tras su muerte se le hubo de dedicar este largo poema. Así en el mes de julio se celebran fiestas en su honor con misas, cenas medievales, proclamación de los bellos Cid y Jimena, celebración del Día del Pequeño Cid, ofrendas florales, desfiles medievales y una curiosa representación de la Jura de Santa Gadea y un recital de los primeros 300 versos del Cantar y es que Vivar es la auténtica cuna del Cid.

Nació Rodrigo Díaz en el barrio de Villentro (Vivar, Burgos) barrio fundado por su abuelo donde construyera una casa de piedra de la que se dice que aún se conservan ruinas. Quedó huérfano de padre a los 14 años y se educó en la corte, pronto fue nombrado alférez y portaestandarte combatiendo contra moros y contra cristianos. A los 23 años se le concede el título de Campeador por vencer a una caballero navarro cuando los reinos españoles andaban en litigio por fronteras y lindes. Casado con Jimena tuvieron dos hijas Cristina y María (en el poema, Don Elvira y Doña Sol) a quien los Infantes de Carrión les hacen la mayor de las afrentas, la Afrenta de Corpes (Robledo de Corpes, Guadalajara). De tan cobarde afrenta y del destierro del Cid trata el poema sin autor conocido, pero que del se sabe fue copiado por Pere Abat hacia 1207.

Mucho se ha estudiado el Cantar en todos los aspectos, de modo literario, poético, histórico-temporal, geográfico, sociológico, humano, etc. Llama la atención el largo tiempo que estuvo en Vivar de Cid, varios siglos hasta su paso por el Convento de la Clarisas del mismo pueblo. No nos pondríamos de acuerdo para celebrar la existencia del famoso cantar de gesta en una sola fecha, pues existe una gran confusión al respecto, lo que sí está claro es que un secretario de estado se lo dio a un estudioso para que lo editara con la promesa de devolverlo al Convento, pero aún no se ha devuelto. Actualmente el famoso códice, se encuentra en la Biblioteca Nacional y Vivar, como legítimo propietario de la insigne copia, sigue esperando, se dice que ya ha inició los trámites para su devolución. Celebramos el Cid, un héroe humano y valiente, “Un buen vasallo, si tuviese buen señor.”

Noticias relacionadas

Puigdemont y Alemania

Considero muy apropiada la petición de explicaciones del juez Llarena al señor ministro Montoro

Hay que levantarse siempre

Urge elevarse y ennoblecerse como ciudadanos de bien

Y Nacho dixit

Sorprende que todo el mundo hable bien de él

Al-Khwarizmi sigue estando actual

Sin valores ni principios sólidos solamente tendremos delincuentes corruptos y malas personas

A España, sin odio pero sin esperanza

Catalunya y España dos líneas paralelas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris