Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   Política   -   Sección:   Opinión

Indultos. No pueden detener la Justicia, pero la puentearán

“Devuelva la mosca, amigo, y deje en paz su sangre que harto la han de necesitar las chinches de su cama. Devuelva la mosca” .Evaristo Carriego
Miguel Massanet
martes, 16 de octubre de 2018, 09:11 h (CET)

El gran político británico y pieza fundamental de la defensa de la Gran Bretaña en su enfrentamiento con Alemania durante la II Guerra Mundial, sir Wiston Churchill, entre las múltiples ocasiones en las que dio muestra de su ingenio, dejo para la posteridad la siguiente frase: “Un buen político es aquel que, tras haber sido comprado, sigue siendo comprable”. Desgraciadamente, hemos tenido buenas muestras por parte de todos los partidos que han tenido ocasión de gobernar o formar parte de la oposición durante los últimos años, de lo difícil que ha sido encontrar a uno que haya sido capaz de cumplir aquella frase de los Evangelios en la que Jesús les desafía a aquellos que querían apedrear a la mujer adúltera, con las siguiente palabras: “El que esté libre de culpa que lance la primera piedra”. Si hubiera alguno libre de falta, no tuvo la valentía de lanzarla.


En estos momentos, para desgracia de los españoles, nos encontramos en una situación en la que la nación española, desde el punto de vista de la política, está haciendo aguas por los cuatro costados. Un presidente del Gobierno, el señor Pedro Sánchez del PSOE, que presentó una moción de censura en el momento más delicado, cuando España estaba siendo atacada por el nacionalismo catalán y con el nacionalismo vasco jugando en el mismo partido mientras, desde otro ángulo de vista, el comunismo bolivariano, siempre atento a colarse en aquellas oportunidades que se le presentan, inició su particular campaña, basada en dos estrategias: por una parte, apoyar a los independentistas catalanes en sus aspiraciones de más gobierno propio y, por otra, atacar de forma furibunda al anterior gobierno del PP, dirigido por M.Rajoy, mintiendo de una manera cínica y descarada, acusándolo de llevar al pueblo español a una situación intolerable y caos económico, precisamente cuando, si en algo acertó de lleno el PP, fue en sacar al país de la situación calamitosa en la que lo había dejado el gobierno socialista del señor J.L. Rodríguez Zapatero.


Al señor Pedro Sánchez es evidente que le traiciona su afán de notoriedad, su excesivo endiosamiento y su absurda idea de que él lo puede hacer mejor, dirigiendo el país, que aquellos que lograron sacarlo del abismo en el que lo habían dejado los de su propio partido, en el año 2011. Se ha llegado a creer que, habiendo conseguido aunar fuerzas con todos aquellos de la izquierda empeñados en librarse de la persona del señor Rajoy, ya está en condiciones de gobernar como si, de verdad, hubiera conseguido hacerlo después de haber vencido en las urnas a todos sus competidores políticos. No fue así y, mintiendo y faltando a su palabra ( algo que al parecer no le importa un rábano) después de haber asegurado que, el mencionado golpe de Estado, tenía por único fin convocar inmediatamente elecciones legislativas, se ha desdicho de ello y ahora se está dedicando a ir vendiendo parcelas de España a nacionalistas y a comunistas, con el objetivo espurio ( parece que incluso puede conseguirlo) de conseguir el apoyo de los mismos que le apoyaron en la moción de censura, para lo cual no le importa prometer lo necesario para ir consiguiendo con dádivas y subvenciones, lo que no le han dado los españoles a través de sus votos.


Como es fácil adivinar el principal acreedor y el más difícil de contentar, sin lugar a dudas, es el del gobierno de la comunidad catalana, el que la dirige desde la Generalitat y que cuando agarra presa no la suelta fácilmente, tal como sucede con las dentellas de los cocodrilos de las que muy difícilmente ninguna de sus presas se puede librar. Lleva tiempo recordándole al señor Sánchez que tiene cuentas pendientes con él y que está obligado a devolverles el favor. Desgraciadamente lo que le piden: la consulta sobre el derecho a decidir y la libertad de lo que ellos denomina “presos políticos”, no está en manos del Gobierno ya que debido a la separación de poderes, la Justicia en España no depende del Gobierno si exceptuamos en lo que respeta al nombramiento del Fiscal General del Estado y el presidente del TS y del Consejo General del Poder Judicial. Aunque, evidentemente, si estuviera en su mano, es evidente de el señor Presidente del gobierno ya habría intentado satisfacer a los separatistas en sus demandas, al no tener facultades para ello, parece que se está tramando otra de las jugadas en las que tan expertos se han mostrado comunistas y separatistas para conseguir sus objetivos aún en el caso de no tener competencias para ello.


Si repasamos el número de indultos que se concedieron en España fueron precisamente en el año 2000, cuando más indultos se concedieron en España, la cifra llegó a los 1.744, mientras que en 2017 sólo fueron 26, el más bajo desde 1996. Es evidente que el hecho de que algunos indultos concedidos en los últimos años provocaran un gran rechazo social ha hecho que los respectivos gobiernos, tanto del PP como del PSOE, se tomen muy en cuenta las consecuencias de estas facultades si los peticionarios de la gracia puedan haber cometido actos especialmente rechazables por el común de los ciudadanos. “Si el gobierno concediera ahora un indulto a un condenado por blanqueo de dinero o tráfico de drogas (al ser delitos que suenan tan mal y que la opinión pública considera grave), habría una fuerte reacción”, explica el abogado penalista Evaristo Llanos, que lleva tres casos de indulto solucionado satisfactoriamente.


Se habla de que en los mentideros de la política, en las tertulias que, después del acto celebrado con motivo de la recepción del Rey, después de finalizado el desfile del día 12 de octubre, los ministros del Gobierno, que no se caracterizan por su discreción o, vayan ustedes a saber, para echar globos sonda para ver la posible reacción de los españoles sobre la materia, insinuaron que, como los juicios de los imputados por los actos del 1.O no estaba en manos del Gobierno el poderlos parar, se esperaría a que el Tribunal Supremo dictase sentencia para, posiblemente, seguir en lo que el señor Sánchez ha calificado de apaciguar a los catalanes, utilizando el derecho de indulto facultativo del Gobierno, darles la libertad a los condenados, (con lo que ya se darían por compensados y, posiblemente, aceptarían aplazar sus aspiraciones durante un tiempo, aceptando prestar el apoyo a los PGE del año 2019)


No perdamos de vista que, el foco de los independentistas, en estos momentos es tratar de inutilizar cualquier intento de Ciudadanos y del PP de poner obstáculos a su carrera independentista. Es obvio que no les interesa, ni a independentistas ni a comunistas una recuperación de los dos partidos constitucionalistas y, mucho menos, el darles facilidades para que, a través de unas elecciones tempranas, pudieran conseguir la mayoría necesaria para que, a través de una posible alianza ,impedir los avances que, tanto separatistas como comunistas, ya dan por descontados en lo que se refiere a una posibilidad de conseguir ir avanzando ( ahora no, pero sí en unos años) en lo del autogobierno y, mientras tanto, mejorarles la financiación y aumentarles las competencias, como un paso previo a una posible entente de carácter federalista o, quien sabe, si independentista, que de todo ello es capaz este líder socialista. En el caso de los comunistas el listón está más alto y, en honor a la verdad, ya han conseguido una importante ventaja, la de tener a Sánchez agarrado por sus atributos masculinos, exigiéndole que los vaya introduciendo en algunos departamentos gubernamentales, desde los cuales puedan poner en práctica sus maquinaciones para la posterior implantación de lo que lograron en Venezuela con su colaboración con el gobierno de Maduro, cuyas consecuencias no hace falta resaltar por ser, desgraciadamente, de domino público.


O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadanos de a pie, vemos con claridad lo que se intenta encubrir bajo la falsa idea de que, tanto socialistas como comunistas, están intentando mejorar el nivel de vida de los españoles; combatir la corrupción o mejorar en el aspecto de la tan cacareada igualdad, algo que suena muy bien a los oídos de aquellas personas que no ven más lejos de sus propias narices, pero resulta algo increíble para cualquier ciudadano con un mínimo de inteligencia que sepa que, hoy en día, una nación no puede vivir a espaldas de su entorno y es evidente que, la CE, no estaría dispuesta a que en su seno se implantase un tipo de gobierno tercermundista, con posibilidades de que pudiera acabar creando una metástasis comunista en toda Europa. O, al menos, es lo que pensamos al respecto.

Comentarios
Javier Fuste 16/oct/18    17:02 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris