Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Ni éstos ni aquéllos   -   Sección:   Opinión

ZP, acrónimo de 'Zapatero, Perjuro'

Juan Pablo Mañueco
Juan Pablo Mañueco
jueves, 9 de febrero de 2006, 21:30 h (CET)
NUNCA ADMITIRÍAN los redactores del “Estatut” que junto a esa supuesta “nación sentimental” –que, según se nos quiere hacer creer, es todo cuanto se pretende y no rompe por tanto a la nación española– apareciera textualmente en el Preámbulo de dicho Estatuto que la única nación jurídica y soberana es la que recoge la Carta Magna.

Mucho menos aún admitirían que en el articulado del Estatuto se recogiera el artículo 2 de la Constitución, donde alude a la “indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible”.

Al contrario, todos comprendemos que de dicha mención constitucional huirían como de la peste... precisamente porque “eso” es lo que se pretende: huir como de la peste de tales mandatos constitucionales.

No es con talante ofensivo, sino con criterio meramente descriptivo con el que califico de perjuro a ZP. Quien se ha comprometido a guardar y hacer guardar la Constitución y perpetra el fraude aludido... es un perjuro. Yo sólo le aplico el nombre que requiere en castellano.

“España no se merece un Gobierno que le mienta” sentenció el filósofo Rubalcaba, ignorando que fue sirviente del Gobierno de los GAL y que todos los gobiernos del mundo se fundamentan esencialmente en la mentira... Pero, desde luego, lo que España no se merece es un Gobierno y un partido de perjuros constitucionales que atenten contra la línea de flotación más básica del Texto al que deben sus cargos.

Ambas pruebas iniciales me persuaden por completo. Probablemente, también a ustedes... Pero si hubiera que probarlo más –es decir, de hecho– bastaría con que el PP propusiera la inclusión de ambas citas durante las sesiones de debate del Estatuto que nos aguardan. La negativa sería rotunda... o se habría desvirtuado “eso” que sus redactores deliberadamente pretenden.

De donde también extraigo otra conclusión: la incapacidad del PP para buscar argumentos que, inequívocamente, prueben el dolo de la traición que se redacta...

De lo contrario, ya tendrían sus cargos un mejor epíteto para dirigirse ZPerjuro desde todas las tribunas de oradores y televisiones de España que el patético "bobo solemne" que, aparte de no significar nada, sí tiene un componente gratuito y menoscabador del honor que él mismo con sus actos menoscaba.

Noticias relacionadas

El respeto como exigencia armónica

Necesitamos avivar el lenguaje de la consideración y del respeto

Ética de Pedro Abelardo

Fue un extraordinario pensador y dialéctico

Montados en la misma burra

Albert Boadella ha sabido dar una ejemplar lección a quienes rociaban con sal los sarmientos de la convivencia

Burla burlando van más de 3200 empresas huidas de Cataluña

“El arte de la economía consiste en considerar los efectos más remotos de cualquier acto o política y no meramente sus consecuencias inmediatas; en calcular las repercusiones de tal política no sobre un grupo, sino sobre todos los sectores.” Henry Hazlitt

Es hora de decir la verdad

“Quienes alcanzan el poder con demagogia terminan haciéndole pagar al país un precio muy caro”. Adolfo Suárez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris