Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Presos de la libertad   -   Sección:   Opinión

Hasta en la sopa

Eduardo Cassano
Eduardo Cassano
@EduardoCassano
jueves, 9 de febrero de 2006, 21:31 h (CET)
En esta semana, hablar de la televisión es hacerlo de Rocío Jurado, Raquel Mosquera o Pepe, el último ganador de Gran Hermano. No voy a entrar en lo que se puede considerar telebasura o no, sólo es una queja que está en boca de mucha gente.

Todos los españoles sabemos de la enfermedad de Rocío Jurado, los que la admiran de forma profesional o personal y los que no. El cáncer de páncreas que sufre es complicado, pero hay que recordar una cosa: esta enfermedad ya hubiera matado a la mayoría de personas que lo han padecido en España. Ella tiene dinero, me alegro y mucho de que pueda llegar a superarlo, pero no creo que sea positiva la avalancha informativa esperando la exclusiva de su muerte, que al final es lo que realmente le interesa a los medios. Yo me pregunto, ¿qué pensarán las personas que sufren la misma enfermedad, y sus familiares? Imaginen, no tienen el dinero suficiente para costear sus vidas, de nada sirve haber cotizado durante muchos años en la Seguridad Social, ni tampoco reciben el apoyo masivo que la cantante… ellos mueren en silencio.

Respecto a Raquel Mosquera es un caso parecido al cuento del pastor y el lobo, que de tanto mentir cuando llegó de verdad el lobo, nadie le creyó. Lo que le está ocurriendo a Raquel, ¿es verdad o un nuevo montaje? No voy a juzgarlo, pero en caso de ser verdad, supongo que la gente que tiene la misma enfermedad debe ponerlo en duda, y sobretodo igual que con Rocío, un cabreo considerable al no recibir la misma atención.

Ser famoso tiene sus ventajas, elimina los peajes que otros tienen que pagar. Yo como teleespectador, cada vez menos por cierto, me quejo de la cantidad de horas que se dedican a decir exactamente lo mismo en todos sitios y a todas las horas. Telecinco se lleva la palma, por su cantidad de programas con poco contenido cultural, pero las demás no se han quedado atrás. Sin embargo en la cadena de Fuencarral han creado un nuevo famoso, para no depender de las noticias de los demás.

Se llama Pepe y ha ganado la última edición de Gran Hermano. Digo última por ahora, supongo que el gran interés que despierta todo lo que rodea este concurso hará que haya una nueva edición. El caso es que desde que ha salido de la casa no ha dejado de visitar todos los programas de Telecinco, por muy bien que caiga al final resulta cansino

En esta semana hemos tenido Raquel, Rocío y Pepe hasta en la sopa… y lo peor, es que no parece que vayan a dejar de hablar. Es lo que tiene la telebasura, encuentran un tema y lo exprimen al máximo. No toda la culpa es de las cadenas de televisión, si los programas hablan de ello es porque, por extraño que parezca, el público desea estar más informado de la vida de los famosos que de la suya propia, y los problemas que le rodean.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris