Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   PSOE   Podemos   Política   -   Sección:   Opinión

El irresponsable pacto, a la venezolana, entre Iglesias y Sánchez

Nos encontramos ante una de estas cacicadas de las izquierdas
Miguel Massanet
viernes, 12 de octubre de 2018, 09:02 h (CET)

“El diálogo es, sin duda, el instrumento válido para todo acuerdo pero en él hay una regla de oro que no se puede conculcar: no se debe pedir ni se puede ofrecer lo que no se puede entregar porque, en esa entrega, se juega la propia existencia de los interlocutores.” Adolfo Suárez.


Es posible, señores, que en este pacto que se acaban de inventar, los respectivos líderes del PSOE y de Podemos, cada uno bajo su especial punto de vista y, con toda seguridad, ninguno de ellos con buenas intenciones en cuanto a su mantenimiento si se le presenta el momento favorable, en el que se considere suficientemente fuerte para darle esquinazo al otro, aunque ello represente traicionarlo. Sin duda, menos por lo que respecta al señor Pedro Sánchez,éste podría ser el principio de la pendiente que lo iba llevar a su gran fracaso si es que, tiene la intención de llevar a cabo todo lo que es el contenido de lo pactado, entre los dos cabecillas que han firmado el documento. Es evidente que el señor P.Sánchez, con este pacto (por ahora insuficiente para conseguir la mayoría parlamentaria para dominar la cámara baja), lo que está intentando es conseguir finalizar la legislatura hasta que llegue la fecha de los comicios legislativos en el 2020 fecha en la que tiene la esperanza de haber conseguido recuperar los votos que durante la últimas elecciones ha ide perdiendo.


Acuciado por los fracasos que hasta ahora ha tenido que ir encajando, con motivo de las dudas sobre la originalidad de su trabajo para el doctorado, Pedro Sánchez, obligado a prescindir de dos de sus ministros por haber sido sospechosos de ocultar y mentir sobre informaciones que los perjudicaban y apurado por no haber conseguido todavía los apoyos necesarios para aprobar los PGE del 2019, que debería haber presentado ante la UE para su fiscalización, previa aprobación por las Cortes; sabiendo que, en caso contrario, no le quedaría más remedio que prolongar los actuales, lo que, evidentemente le privaría de llevar a cabo muchos de los faraónicos proyectos que se ha comprometido a poner en marcha, presionado por su socio P.Iglesias, viéndose precisado a recurrir a la alternativa de prorrogar los vigentes presupuestos, que son, con algunas pequeñas modificaciones, los mismos que tenía preparados el gobierno del PP. Una situación poco favorable que puede acabar llevándole a un gran fracaso, si los apoyos con los que cuenta por parte de los nacionalistas catalanes y vascos, le fallaran ( algo que, vistas las condiciones draconianas e imposibles de cumplir para cualquier representante de la soberanía española, es más que probable) a P.Sánchez le iba a ser imposible, aunque quisiera, de poder acceder.


Ello, sin duda, ha sido el motivo que le ha impulsado a ceder ante las condiciones de Podemos, que le han llevado a una alianza que se podría comparar con la que se pudiera acordar entre el león y la gacela. El gran ganador de esta entente, sin duda, ha sido el estalinista Pablo Iglesias, un señor que sólo hace unos pocos meses caía en picado en todas las encuestas en cuanto a la perspectiva de voto y que ahora, por la puerta falsa de la política, está consiguiendo notoriedad y convertirse en el cancerbero del gobierno de Sánchez, sobre el cual es evidente que ya ha puesto la zarpa. ¿Alguien, medianamente razonable, puede llegar a pensar que este disparatado aumento del gasto público, puede ser sostenido por el Estado español? ¡Pues estos dos campeones dicen que sí!


Y aquí viene la segunda parte de este acuerdo, la que se puede considerar el gran engaño del gobierno de Sánchez al pueblo español aunque podemos decir que no es el primero, porque incurrió en otra falacia cuando prometió a los españoles que presentaba la moción de censura contra Rajoy para convocar elecciones inmediatamente y luego, con toda la cara dura del mundo, se ha retractado de ello. Si se diera el caso, que todavía está por ver, de que también consiguiera los apoyos de los nacionalistas vascos y catalanes y de la representante de la insularidad Canaria, se cerraría el proyecto de encerrar a la derecha española y a Ciudadanos en una verdadera barrera sanitaria mediante la cual, como sucedió en el pacto del Tinell, se consiguió dejar inoperante al PP durante la legislatura del verdadero causante de todos los desastres que ahora estamos padeciendo en España, el señor Rodriguez Zapatero que, contrariamente a lo que se podía esperar de un señor que fue el causante de que España estuviera a punto de tener que ser rescatada por la Comunidad Europea si no hubiera mediado la buena labor de Rajoy que consiguió calmar las aguas y conseguir los apoyos necesarios para no tener que recurrir a una medida tan extrema,; en un alarde de tozudez y empecinamiento sigue metiendo la pata, al estilo Mr.Bean, allí donde interviene.


Los socialistas estaban precisados a lanzar una cortina de humo para salirse de la situación poco airosa en la que los distintos problemas con sus ministros les habían situado. Un señor Casado lanzando furibundos ataques contra la línea de flotación del PSOE y sus ministros y un señor Rivera reclamando cada día la celebración de aquellas elecciones que se negaron a convocar, les han situado, por primera vez ,a la defensiva y no contribuye a solucionar la situación lo que pueden ser las primeras condenas por las tarjetas de los miembros del Parlamento andaluz y las que amenazan con convertirse el gran escándalo de la comunidad andaluza, las posibles sentencias que afecten a todos los involucrados en los casos de los EREs manipulados, que se dieron en dicha comunidad que han supuesto, según cálculos estimados, un fraude de más de 1.800 millones de euros, una cantidad que hace que los de Bárcenas y el caso Gürtel palidezcan ante tamaña presunta estafa.


La propaganda demagógica que, con el anuncio del pacto con Podemos, han puesto en marcha la organización del PSOE y PODEMOS, poniendo en acción a todas las ministras y los medios de prensa ( periódicos, TV, radios y cualesquiera otros instrumentos de propaganda de los que pudieran disponer), propagando que han reproducido en todas las autonomías como un gran logro esta alianza en la que, si es cierto, se nota la mano larga del comunismo bolivariano que está dando los primeros pasos, si alguien no interviene para evitarlo, para conducir a España a la misma situación en la que actualmente se encuentra Venezuela. Y un comentario sobre los empresarios. La CEOE y su, todavía, presidente, el catalán señor Rosell, como es habitual entre estos señores que tienen el hábito de nunca pronunciarse en pro de ningún partido político, esquivando manifestarse aunque en ello esté en peligro su propio negocio, siguen con su costumbre de mantener al pairo de todas las cuestiones para que, en ningún caso, les puedan recriminar haber apoyado una sola idea que pudiera perjudicarles en sus negocios.


Y, dentro de los mismos empresarios están los catalanes, a los que conozco bien debido que, a lo largo de mi vida profesional, estuve negociando convenios colectivos en nombre de las empresas, los he “padecido” y sé, positivamente, lo volubles, lo indecisos, el pánico que les entra ante una amenaza de huelga, y lo serviles, peloteros, aduladores e hipócritas que son capaces de ser ante cualquier autoridad, si es que se ven en la necesidad de tratar con ellas. Es evidente que, cuando entran en el poder las izquierdas, las cosas empiezan a irles mal; tal y como ha sucedido en cada ocasión en la que los comunistas han tenido en sus manos el destino de alguna nación. Nadie piense en España que ninguno de ellos (salvo honrosísimas excepciones de mucho mérito) carece de su corazón catalanista, aunque hay quienes lo disimulan; excluyendo, naturalmente, aquellas empresas, cada vez más, que por ser multinacionales o tener capital extranjero, están en manos de directivos de foráneos de la comunidad catalana.


Hemos escuchado a alguna ministra, creo que a la señora Calvo, llamar a las empresas (4.500) que trasladaron su sede social fuera de Barcelona, para que regresen a la capital catalana. No entendemos de dónde esta señora, muy aficionada a no decir las verdades, que se puede regresar a las tierras catalanas porque todo en ellas lleva camino de normalizarse. ¿Está esta señora al tanto de lo que sucede en el Parlamento catalán?, ¿puede ella o su gobierno garantizar cuál va a ser la próxima ocurrencia del señor Puigdemont o de la señora Colau, en Barcelona? Y ¿qué me dicen ustedes del anuncio de que los ayuntamientos podrán cargarse la LAU, poniendo límites a los alquileres que decidan que son demasiado elevados? ¿Cada alcalde podrá decidir lo que es un alquiler abusivo? ¿Dónde tenemos aquí al Estado de derecho y cuál será la seguridad jurídica de los ciudadanos en manos de cualquier alcalde que se crea Dios y que decida que los alquileres en su ciudad no puedan pasar de los 50 euros? En realidad tenemos la impresión de que van a seguir marchándose más sociedades si no cambia radicalmente la situación en Cataluña.


Tendremos, seguramente, que entrar más a fondo en lo que respecta a este pacto pero, a primera vista, nos encontramos ante una de estas cacicadas de las izquierdas que, cuando necesitan disponer de dinero para poner en marcha sus utopías y no tienen medio de conseguirlo, antes de renunciar a ello, limitar las mejoras a lo racionalmente posible o postergar para mejor ocasión sus proyectos, acuden, sin importarles el mal que le puedan hacer al país, al empleo, a la economía, a las inversiones y a la necesaria financiación que se precisa de los inversores extranjeros, algo que, al menos en Cataluña, ya se viene notando de una manera destacada: la bajada de las inversiones desde principios de año, que se valora en un 43% de reducción, a diferencia de lo que sucede en la capital de España, que aumentó en un 41%.


O así es como, señores, desde la óptica de un ciudadano de a pie, vemos, admirados, como en España, en manos de unos señores que intentan cambiar todo lo conseguido cuando, en realidad, sólo disponen de 84 escaños en la cámara baja. Nada bueno va a salir de semejante proyecto.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Platón y el conocimiento

En la actualidad se sabe que la vitamina D interviene en variados procesos fisiológicos del organismo, tanto metabólicos como endocrinos e inmunológicos e incluso, estudios observacionales, sugieren una posible relación de la deficiencia de vitamina D con el desarrollo de algunos tumores.

A contracorriente

Lo que has de reprochar, antes de hacerlo a otro, corrígete a ti mismo por si acaso

Me quedo con Houellebecq

Neorreaccionario, xenófobo, misógino, islamófobo, neofascista, adicto al sexo… Un deshecho de virtudes que adjetivan a uno de los escritores más vendidos de Francia: Michel Houellebecq

Ternura

En los tiempos históricos e histéricos que vivimos, se me hace “raro” escribir sobre la ternura

El sermón final de San Óscar Romero sigue resonando en la actualidad

Ante una orden de matar que dé un hombre debe prevalecer la ley de Dios que dice ‘No matarás
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris