Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

A las que parís y decidís

Federico Ferrando (Valencia)
Redacción
miércoles, 8 de febrero de 2006, 22:54 h (CET)
Sois las mismas que lucháis contra la violencia de género (está muy bien), contra la ablación de millones de niñas (está muy bien), contra la opresión a las mujeres (está muy bien), contra la desigualdad de sueldos (también), pero no lucháis contra el crimen más execrable de la humanidad, contra el holocausto más grande que jamás se ha dado en la historia, el aborto.

Vosotras decís “parimos y nosotras decidimos”. Si vais a un Hospital, y porque tú lo decides, solicitas que te corten una mano, es tu voluntad, pero te tomarán por loca y te mandarán a la calle. Los médicos han jurado curar, no mutilar al libre albedrío de cada una. Cuando decís que estáis embarazadas, lo decís tal cual. Conlleva un “estado” singular. No decís “soy embarazada”, y como lo soy, decido. Decís “estoy embarazada”. La diferencia es esencial en cuanto a que estar embarazada implica que en tu interior se alberga otra vida diferente a la tuya. Tú, únicamente la alimentas para su desarrollo. Esa es la función natural en el embarazo de las mujeres.

No decís tengo embarazo, o soy embarazada, lo que implicaría que sería parte constitucional de tu cuerpo, y si tu decides cortarte el pelo o las uñas, lo haces. Si pides cortarte la mano, allá tú. No te lo harán. Pero allá tú.

Ahora, decís y defendéis el abortar: matar un ser humano que se alberga en vuestro vientre. Un crimen contra el ser más desvalido de la tierra. Vuestras justas luchas devienen en demagogia barata al lado de la defensa del crimen de seres humanos, del aborto. El mayor Holocausto de los siglos XX y XXI.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris