Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Presos de la libertad   -   Sección:   Opinión

Desesperación en la T-4

Eduardo Cassano
Eduardo Cassano
@EduardoCassano
miércoles, 8 de febrero de 2006, 00:44 h (CET)
El aeropuerto de Barajas de Madrid se ha convertido en el cuarto más grande de Europa, que no mejor, y lo ha hecho “razonablemente bien” según la Ministra de Fomento Magdalena Álvarez.

Zapatero inauguró la Terminal 4 un día antes del caos. La expectación fue máxima y fueron muchos los curiosos que se acercaron al aeropuerto hasta colapsar los autobuses, insuficientes y con poca previsión de lo que podía ocurrir. Si a esto le sumamos la interminable espera para facturar el equipaje y la falta de personal en las instalaciones, lo normal era que decenas de personas perdieran sus vuelos, como así ocurrió.

Repasando la prensa he podido saber que no funcionaban las máquinas del parking ni tampoco los teléfonos públicos. El sistema informático no funcionaba y un apagón bloqueó la facturación de los equipajes, tal vez eso explique el motivo por el cual muchos pasajeros perdieron sus maletas en los primeros vuelos.

En estos casos lo primero es poner cuantas reclamaciones sean necesarias, pero no evita la desesperación de las personas que tenían planes y, gracias a la falta de organización producto de las prisas por inaugurar la terminal, se han venido abajo. Al final todo suele terminar con la modificación del vuelo pero, ¿y si el cambio de fechas no le va bien al cliente? Pues se fastidia, o sigue reclamando.

Si después de todo esto, maquillar el caos con un “razonablemente bien”, es lógico que no hagan caso a las poblaciones que rodean Barajas, afectadas por el ruido insoportable que genera el aeropuerto, para Aena y la Comunidad de Madrid, los intereses económicos están por encima de las molestias que causan a una parte de sus ciudadanos.

Noticias relacionadas

La crueldad del desarraigo

“Uno vive del donarse y del acogerse"

Con Sáenz de Santamaría el PP sería un zombi errante

“Modificar el pasado no es modificar un solo hecho: es anular sus consecuencias, que tienden a ser infinitas.”J.L.B. – “La otra muerte de El Aleph”

Pedro Sánchez se hizo un Sánchez

El anunciado programa de Gobierno fue sustituido, sin más, por pinceladas

Sobre la Virgen del Carmen y su fiesta

J. Romo, Valladolid

En huelga por Cristiano

E. Díaz, Madrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris