Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   La tercera puerta   -   Sección:   Opinión

La sociedad nuclear

Jabier López de Armentia
Opinión
martes, 7 de febrero de 2006, 02:35 h (CET)
Hoy en día la proliferación de armas nucleares es un hecho al alcance de todos los ojos, pero detrás existe un entramado subsocial movido por intereses económicos y cotas de poder que se esconde tras una tela de mentiras y manipulaciones. En esa tela viene escrito que sólo tenemos que asustarnos o caer en el mayor de los pánicos si las armas nucleares caen en manos de los llamados malos. Y, ¿quiénes son los malos? Los que los buenos digan. Y vuelvo a preguntar, iluso de mí, ¿quiénes son los buenos? Aquéllos que se denominan como tales.

Parece ser que no hace falta ser bueno sino, simplemente, hacerse llamar así. Si una cosa he aprendido a lo largo de los años es que ni el bueno es tan bueno, ni el malo es tan malo.

Ahora existe una cierta preocupación política y social por el programa nuclear que viene desarrollando Irán, un país asediado por Sadam Hussein y nutrido de armas por Estados Unidos en el pasado. Debido a la delicadeza del asunto, ruego que dejemos a un lado el cinismo que recorre la sociedad internacional y veamos y afrontemos el verdadero problema.

No concibo cómo la clase política internacional puede tener miedo a Irán y a su programa nuclear, y al mismo tiempo no tenerlo a Estados Unidos. Me parece que estamos llegando a unas cotas de hipocresía enormes. ¿Hace falta recordar que Estados Unidos fue aquel Estado que lanzó sendas bombas nucleares sobre Hiroshima y Nagasaki, sembrando de odio y miseria dichas tierras? ¡Qué pronto se nos olvidan las cosas!

Continuamente escucho declaraciones de la Administración estadounidense que apelan al uso de toda su fuerza tecnológica y armamentística contra todo país que represente una amenaza para su nación libre y democrática. Si como consecuencia del 11-S invadieron Afganistán e Irak y lo que avecino que puede faltar –Irán–, ¿qué hubiera sucedido si en vez de un avión hubiera sido una bomba nuclear la que impactara contra las torres gemelas? Posiblemente ni yo hubiera escrito estas palabras, ni usted las estaría leyendo ahora mismo.

¿Qué país ha invadido más países? ¿Qué país tiene en su haber más víctimas civiles en sus ataques? Estados Unidos, señores. Estados Unidos ha matado directa o indirectamente a más personas que el III Reich de Adolf Hitler. Estados Unidos es el país que más dictadores ha apoyado y colocado en el poder. Estados Unidos de América es el país que ha financiado a más terroristas.

Después de semejante historial, pregunto: ¿A quién deberíamos tener pánico, a Irán o a Estados Unidos? La respuesta está en sus conciencias.

Así es, triste pero verdad. La doble moral americana. Por un lado defensora de los derechos humanos y por otra defensora de bases como Guantánamo; luchadora y abanderada de la paz a la vez que genocida civil.

Ojalá la bomba nuclear desapareciese de nuestros vocabularios y ningún Estado poseyese armas de tal calibre destructor, pero remitiéndome a los hechos, Estados Unidos lleva ya dos bombas, mientras que Irán ninguna.

Noticias relacionadas

Una guerra que nos ocultaron por ochenta y seis años

Hace ocho décadas estallaba una de las primeras guerras encendidas por la chispa del petróleo, que en las siguientes décadas encendería llamas de avaricia imperialista sin precedentes

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLII)

Lo que siguió a esto fue una querella criminal contra estos sacerdotes del Opus Dei

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLI)

Poderoso señor es don Dinero

Cuando ruge la marabunta

Este 18 de julio me ha evocado la película de Byron Haskin (1954)

Límites de la justicia

​Discrepamos del enfoque del abogado Carles Mundó, político adscrito a ERC, respecto a las consecuencias del 155 en el cambio de orientación de las perspectivas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris