Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cartas al director   -   Sección:   Opinión

Odio, por que sí

J. Skibinsky, Islas Baleares
Lectores
@DiarioSigloXXI
domingo, 7 de octubre de 2018, 21:18 h (CET)

La conocí hace dos años, casualmente, en la puerta de los juzgados de Vía Alemania. Salía de allí con cierto enfado luego de poner una denuncia por la aparición de pasquines callejeros con mi fotografía, acusándome de presidir una asociación de maltratadores, algo totalmente falso, y sospechando que era obra de feministas radicales de género, en contra de un escrito mío anterior.



Ella me miró y yo a ella. Se acercó hasta mi moto y tomó mi matrícula, yo amagué con sacarle una foto. Me increpó, le contesté, luego me fui. A las pocas semanas me la encuentro en la calle hablando con mi mujer, se conocían. Ella me recordó aquel encuentro y, a modo de disculpa, me dijo que se sentía perseguida por una denuncia en su contra de sus compañeros de la Policía Local por homofobia. Le comenté que yo también me sentía perseguido. Entendimos mutuamente la situación. Allí quedó todo, hasta hace unos meses.



Una carta suya en prensa digital me critica duramente y sin razón por mi denuncia a la Consellera de Igualdad del Gobierno Balear, Nina Parrón, demostrando que para ser la única integrante del departamento de delitos de odio de la Policía Local de Palma, Sonia Vivas, tiene mucho odio dentro.



No me extraña que ahora quiera ser política de Podemos y salgan declaraciones suyas anteriores diciendo que “esa gente (de Podemos) son escoria”. La catadura moral de una persona se puede medir por la coherencia de sus convicciones. Imposible así confiar en ella. Sonia Vivas queda retratada.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral

¿Visitará Iglesias a Junqueras para garantizarles el indulto?

“Los hombres son tan simples y unidos a la necesidad, que siempre el que quiera engañar encontrará a quien le permita ser engañado.” Maquiavelo

Gentilicios deformantes

Nos convendría ser menos crédulos ante los gentilicios con los cuales nos manejan
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris