Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Primera división / Jornada 22   -   Sección:   Deportes

La afición aupa al Málaga a la victoria frente al Athletic (2-1)

A pesar de quedarse con diez, el Málaga culminó bien las jugadas a balón parado
Redacción
lunes, 6 de febrero de 2006, 19:29 h (CET)
El Málaga consiguió ver la luz del pozo de la cola de la clasificación tras vecer a un Athletic descolocado y nervioso en dos jugadas a balón parado. El conjunto de Manolo Hierro adelanta así al de Clemente y a esperas de lo que hagan hoy Alavés y Mallorca, está provisionalmente fuera de las posiciones de descenso.

Crónica por Nazareth Heredia (Enviada especial a La Rosaleda)
La Rosaleda llena y el público animando como nunca. La afición del Málaga clamaba el nombre de su equipo media hora antes del comienzo del partido. Manolo Hierro había pedido a la afición que no los dejaran solos en estos momentos tan complicados y no falló. Hacía mucho que el estadio de Martiricos no vibraba de esta forma.

Manolito, la mascota de la Copa de Europa de Atletismo que se celebra en junio en Málaga, hizo acto de presencia minutos antes del comienzo del encuentro y tras ella, los jugadores de ambos conjuntos. El Málaga como siempre, el Atlétic de negro. En las filas del Málaga poco nos habíamos equivocado con respecto a la previa; la única modificación estuvo en la banda derecha. Manu esperó en el banquillo y Edgar fue al terreno de juego.

Los primeros cinco minutos de partido fueron para los visitantes. El Athletic sacó una falta desde la perpendicular del área penal que despejó la defensa malaguista. Poco después, Aduriz desde la vertical del área, se enfrentó cara a cara con Arnau, pero el meta local fue más rápido y sacó la pelota sin problemas. Sólo duró cinco minutos. A partir del sexto el balón y la presión corrieron de parte del conjunto que ahora dirige Manolo Hierro. La primera llegada a puerta de los locales se produjo en un córner rematado por Antonio Hidalgo, llegó a los pies de Edgar, quien lanzó a las manos de Lafuente. Minutos después es Couñago quien ganó las espaldas a la defensa bilbaína. Salva recogió el balón y en su avance a la portería cayó al suelo.

La jugada más clara la protagonizó Edgar. El diestro remató un buen balón a pase de Hidalgo que rozó la izquierda de la portería de Lafuente. El público animando si cesar al Málaga, los gritos no cesaban y la pelota era más local que visitante. Y tanto llega el cántaro a la fuente, que al final se rompe; el gol llegó en el 31. Al saque de una falta lanzada por Antonio Hidalgo, Litos remató desde la frontal del área de meta un balón que se estrelló en las redes del Bilbao. La Rosaleda se vino abajo; hacía mucho, mucho que los locales no celebraban un gol en casa.

Pero poco le duró la alegría al Málaga a pesar del dominio. Aduriz puso el empate en el marcador sólo ocho minutos después de que el Málaga se adelantara en el marcador. Aun así los blanquiazules no se vinieron abajo. A dos del final el árbitro anuló un gol a los locales por una falta de Salva sobre el portero. El estadio enfureció y más lo hizo cuando instantes después se produjo una posible mano en el área visitante. El árbitro no pitó y se tuvo que marchar al vestuario entre los insultos y los pitidos de la afición malaguista.

Poco juego, el Málaga con 10 y los tres puntos en casa
Uno a uno comenzó la segunda parte y nada tuvo que ver ésta con la primera. Las llegadas a puerta fueron muy escasas y el partido se cortó constantemente. Hubo que esperar al minuto 57 para ver la primera llegada a puerta de los equipos. Fue Yeste quien sin ángulo disparó a puerta un balón que se marchaba a córner por encima de la portería. El partido seguía, pero pobre en juego y bastante descontrolado.

En el 69, los locales se quedaron con diez jugadores, cuando Nacho vio la segunda amarilla. Tras el gol del empate del Bilbao y la expulsión del canterazo, parecía que el Málaga pudiera volver a hacer aguas como ha venido ocurriéndole en los últimos encuentros. Sin embargo no fue así. La motivación subió y a pesar del desgaste físico y el ánimo mermado por el gol de Arduiz, los pupilos de Manolo Hierro demostraron tener madurez. Salva resurgió de las cenizas. Una nueva falta que remataba Hidalgo, caía en los pies del aragonés, quien ni corto ni perezoso, estrelló el balón en la portería de Lafuente.

La rosaleda chillaba como nunca. La afición, que no dejó de aplaudir y cantar durante todo el encuentro, se vino más arriba que nunca. Cada pase, cada robo de balón, cada amago de alcanzar la meta contraria, se convertía en un coro de voces que cantaban al unísono. Y de nuevo Hidalgo, esta vez en una acción individual, se acercó a la meta visitante y golpeó un balón que terminó en las manos del portero.

El juego se interrumpía constantemente y los choques entre los jugadores provocaron una leve tangana casi al final del partido. Los futbolistas no se ayudaban entre ellos y más de uno pudo acabar expulsado; háblese de Salva, Gabriel o Yeste. Influyeron los nervios de los dos equipos y más del Bilbao, quien veía como se le escapaban tres puntos en dos ocasiones de estrategia a balón parado. El Athletic estaba descolocado, nervioso y protestón.

El árbitro pitó el final del partido y una Rosaleda repleta hasta la bandera aplaudía y gritaba a los jugadores. La tercera victoria de la temporada en casa había llegado. La afición cumplió, los jugadores en el centro del campo se abrazaban como si se tratara de haber ganado una final, que en realidad lo era. El detalle lo protagonizó Alexis; el jugador se marchó hacia la grada y lanzó su camiseta al público en señal de agradecimiento.

En rueda de prensa
Clemente: no entiende los goles, Hierro felicita al equipo
Javier Clemente felicitó al Málaga por la victoria, aunque reconoció que el conjunto de Hierro apenas tuvo ocasiones. El técnico no logró entender cómo los locales le encajaron dos goles a su equipo a balón parado y el que menos comprendió fue el segundo: “Es difícil ver el segundo gol que el Málaga nos mete, casi al final del partido, jugando con diez y cansados y en una jugada de estrategia a balón parado. Hemos perdido un partido que era nuestro”. El técnico mencionó la importancia del partido y la situación que se presenta ahora en el vestuario: “Teníamos mucha ilusión en el partido y nos han hecho mucho daño a balón parado, lo que no tiene mucha lógica. El equipo se ha quedado muy tocado. Lo teníamos a huevo y se ha ido otra oportunidad”

Manolo Hierro, por su parte, no dejó de elogiar al equipo y lo felicitó: “Felicito a mi equipo por la actitud que ha tenido, la madurez y por no perder las ganas pese al empate”. El técnico malaguista reconoció en su primer partido como entrenador, que el encuentro era una final y que a pesar de haber ganado, aun hay que trabajar: “Ha habido actitud, pero para el Málaga que yo quiero aun faltan muchas cosas. Éste era un partido a vida o muerte y por eso la celebración al final”. También hizo referencia a la afición: “La afición ha estado magnífica. El punto que les pedí durante esta semana lo han conseguido. Ha sido estupendo”.


Ficha Técnica:

Málaga CF:
Arnau (1), Litos (2), Alexis (2), Gerardo (1), Antonio Hidalgo (3), Edgar (2) (Cap.), Nacho (1), Salva (2), Pablo Couñago (1) [César Navas (1) 72], Antonio López (1) [Gabriel (1) 63], Bóvio (1) [Juan Rodríguez (1) 87]
Athletic de Bilbao:
Lafuente (1), Llorente (1) [Dañobeitia (1) 51], Yeste (2), Lacruz (1) (Cap.), Luis Prieto (1) [Tiko (1) 77], Iraola (1), Orbaiz (2), Gurpegui (1), Aduriz (2) [Urzaiz (1) 66], Ustaritz (1), Amorebieta (1)
Goles: 2-1
Árbitro:
Pérez Lima (Comité Tinerfeño) Puntuación: 0/3 Amonestó a Orbaiz, Yeste, Lacruz, Litos, Antonio López ,Nacho por dos veces, Arnau y Salva. Expulsó a Nacho.
Incidencias:
Estadio La Rosaleda. 22000 espectadores. Tarde muy fresca en Málaga.


Datos destacables:

EL BUENO: Antonio Hidalgo
Dos faltas sacadas por Hidalgo acabaron en dos centros de gol. Además, él mismo se acercó al área rival en un balón que atrapó Lafuente.
EL MALO: El partido
Aunque comenzó con ocasiones y presión, la segunda parte brilló por la ausencia de fútbol, aunque sí se marcó el segundo gol del Málaga.
EL FEO: Los lances del partido
Dos conjuntos muy nerviosos se jugaban mucho en un partido de liga que se afrontó como una final. Los jugadores se encararon en varias ocasiones y el encuentro pudo haber terminado con la expulsión de varios de ellos.
EL DATO: 3
Tres puntos que le saben a oro al Málaga. Hacía mucho tiempo que el conjunto de la capital costasoleña no ganaba y mucho más que no ganaba en casa.

Noticias relacionadas

El Burela acaba con la imbatibilidad del Betis FS (3-5)

Primera derrota de la temporada de los verdiblancos, que no tuvieron su día ante un rival directo

Cinco razones por las que jugar al pádel con zapatillas especializadas

Podemos dar un salto de calidad brutal en nuestro juego

Gómez Noya concluye undécimo en el Ironman de Hawái

El alemán Patrick Lange se proclama campeón

Huelva recibe a Carolina Marín como "la reina del bádminton mundial"

Homenaje a una deportista onubense que ha ganado tres veces el Campeonato del Mundo de bádminton

Un Betis FS muy serio aplaca al Bisontes (4-0)

La pegada, el control y la seriedad de los béticos acabaron con el otrora Playas de Castellón
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris