Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Gracias, Fungairiño

Pepe López
Redacción
sábado, 4 de febrero de 2006, 22:24 h (CET)
Es muy posible que esta noche César Vidal nos recuerde que, hacia el año 30 de la era cristiana, vivió en Palestina un judío, llamado Juan, que era todo bondad, pundonor, valentía y respeto a la Ley de Dios que no dudó en anteponerla a los dictados de su propio Rey, aquel nefando Herodes Antipas, a quien le reprochó que no era lícito tener como propia a la esposa de su hermano, lo que lógicamente le costó la vida. Y cuya muerte conmemora hoy la Iglesia.

No es frecuente encontrar hoy hombres tan íntegros, que no dudan en anteponer su dignidad y el cumplimiento de la ley a los mandatos de su superior, aunque se salgan de, lo que hemos llamado en llamar, lo políticamente correcto.

Pero en estos días hemos tenido la evidencia de que esos hombres existen. Y en estas líneas quiero rendir mi modesto homenaje a uno de ellos, al Fiscal Don Eduardo Fungairiño, que nos ha dado el ejemplo de no doblegarse ante las exigencias de su superior jerárquico, demostrando su integridad como hombre, su respeto a la ley como jurista y su bondad como persona, al manifestar que deja la Audiencia Nacional por razones personales, para no zaherir a ese nefasto Fiscal Jefe que le ha destituido por no mostrarse sumiso a órdenes que no coincidían con su concepción de un Estado de Derecho.

Me daba infinita pena verle en su carrito de inválido, pero sabiendo que en él se movía un firmísimo puntal en la lucha contra el terrorismo.

Ahora, en la desquiciada mente del Presidente del Gobierno anida la idea de pactar con Eta. Y, a lo que parece, una de las exigencias de los asesinos era salir pronto libres a la calle, para lo que eran precisas medidas inusuales de gracia y falsos argumentos jurídicos para fundamentarlas.

Al Fiscal Fungairiño se le pedía que flaqueara y Fungairiño, como Juan el Bautista, se ha mostrado firme.

Al mundo de los juristas, especialmente a Jueces y Fiscales, Fungairiño les ha dado una lección magistral.

Un compañero tuyo te da las gracias, Eduardo.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIII)

Hay que reconocer que en el Opus Dei han sido más pacíficos que Alejandro VI o Hitler. Se agradece

Aznar venció a Rajoy

Por fin, el partido hegemónico de la derecha española decidió dejar a sus bases —mediante los compromisarios— la decisión de investir a su presidente

El Partido Popular ha vuelto

“Pablo Casado ha querido "mojarse" volviendo a reconocerse en el espacio de centro derecha que tan difuminado estaba en estos últimos tiempos

Cayetano

Es de Ronda y se llama Cayetano. Vive a caballo entre Málaga y las islas afortunadas

Defender la neutralidad de Internet significa confrontar a los oligarcas de la era digital

Las personas están buscando fuentes alternativas de información
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris