Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Asiento de tribuna   -   Sección:  

La penúltima jota

Fran Villalobos
Redacción
sábado, 4 de febrero de 2006, 00:56 h (CET)
La eliminación copera del todopoderoso Barça a manos del Real Zaragoza supone una gesta más del conjunto maño en la historia de la competición. Manteniendo su tradicional gusto por el fútbol de ataque, el equipo aragonés aspira de nuevo a conquistar un título que terminó alzando en seis de las diez ocasiones en las que se plantó en la final. La última vez en 2004 ante el Real Madrid, su obstáculo en estas semifinales.

La leyenda del Zaragoza en la Copa del Rey comienza a escribirse a principios de la década de los 60. De la mano de los ‘Cinco magníficos’ (Canario, Marcelino, Villa, Santos y Lapetra) y el mítico Yarza bajo los palos, el conjunto zaragozano disputó cuatro finales consecutivas desde 1963 a 1966, logrando dos victorias (ante Atlético de Madrid y Athletic de Bilbao) y dos subcampeonatos (ante Atlético de Madrid y Barcelona).

Tras el ocaso de aquella maravillosa generación de jugadores, veinte años tendría que esperar la ‘Pilarica’ para contemplar el tercer título copero del equipo que le rinde devoción. Cedrún, Juan Señor, Miguel Pardeza y Rubén Sosa tumbaron al Barça de Venables con un gol del talentoso atacante charrúa. Fue un anticipo de la época dorada que le esperaba al club zaragozano en los años posteriores de la mano de Víctor Fernández (1994) y Luis Costa (2001).

Y es que, a pesar del rendimiento irregular en Liga al que suelen estar acostumbrados los aficionados de La Romareda (sustos y descenso a segunda incluido), el Zaragoza se transforma en el torneo del KO y se convierte en un rival temible tanto a doble partido como en la final. En las tres últimas disputadas ha salido victorioso dos veces ante el Celta y en la anteriormente citada frente al Madrid.

Aquella derrota madridista firmada por el ‘Huesito’ Galletti significó el inicio del fin del reinado blanco en el fútbol español. En su papel de favorito absoluto, el conjunto merengue sucumbió ante el empuje, el buen fútbol y la fe de las ‘avispas’ zaragozanas. Ahora, la Copa nos brinda otro apasionante duelo a un paso de la finalísima.

Con la fiabilidad de César (que perdió dos títulos como guardameta del Madrid) bajo los palos, la seguridad de la pareja de centrales Gabi Milito y Álvaro, la calidad en el mediocampo de jóvenes canteranos como Zapater, Óscar y (sobre todo) Cani, y las flechas en ataque de Savio (lesionado), Ewerthon y Diego Milito, el Zaragoza ha confeccionado un gran equipo que maneja como pocos el arte del contraataque.

Si a todo esto le sumamos el carácter ganador que imprime desde el banquillo Víctor Muñoz (maño de nacimiento, ex jugador del club y derrotado como blaugrana en la final de 1986 por su Zaragoza) podemos explicarnos porque otra vez, tras eliminar al Barça por segunda vez en los últimos tres años, los joteros rondan con sus castañuelas a orillas del Ebro.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris