Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

Haced lo que queráis

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
miércoles, 1 de febrero de 2006, 22:49 h (CET)
Está claro que cuando las cosas van mal, todavía pueden ir peor. Eso es lo que le está ocurriendo a la Federación de fútbol con su de nuevo prestigiosa Copa del Rey. Ya comenzó mal, con cambios muy “raritos” en los sorteos y partidos aplazados. Y ahora cuando parecía que se iba a solucionar definitivamente todo, parece que no va a acabar nunca.

Los partidos entre Deportivo y Valencia están siendo un quebradero de cabeza para la Federación, al final tendrán que prohibirlos.

Da la sensación de que en la Liga como en la Copa cualquier equipo puede hacer lo que le apetezca. Es una Federación que todo lo permite. ¿No sería más fácil hacer como la UEFA? Decisión tomada, decisión ejecutada. ¡Nada de recursos!
Sino pasa lo que pasa, veremos cuando acaba la Copa, a este paso habrá que jugar la final después del Mundial de Alemania y gracias.

Y además los equipos tampoco parece que tengan ganas por acabar, al menos algunos, que incluso quieren llegar a la final sin jugar.

Si en lugar de tomar decisiones blandas, hubiesen sentenciado al Valencia a pagar una multa y a jugar el partido a puerta cerrada el 1 de febrero si o si, no pasaría esto. Si el Deportivo no está conforme, pues mal para ellos, que no vayan a Valencia.

Quien nos esté viendo desde fuera se dará cuenta de porque nuestra selección no funciona, con una Federación que no se aclara ni en la Copa y que perdona sus multas donde vamos a llegar.

Primero el monedazo, luego las culpas a Quique Sánchez Flores y al presidente del Valencia.

Al día siguiente las imágenes de lo ocurrido. En la radio, debate tras debate sobre el tema, el público opinando sobre una cosa u otra. Y por fin deciden la fecha, se juega el 1 de enero. Pero al Deportivo no le parece bien, así que recurre.

El señor Lendoiro se encabrita y se comporta como un niño protestando porque no quiere jugar. Deciden no darle la razón, pero resulta que es un niño cabezota y así nos quedamos, esperando la decisión de un juez a menos de 24 horas para que comience supuestamente el encuentro.

Tanto protestar porque viajan mucho, al final como el juez decida que no se juega, el Deportivo tendrá que volver a La Coruña y a ver ahora a quien le protestan por viajar pronto.

El caso es que todo esto ocurre por tener una Federación incompetente. Si tuviesen unos criterios fijos para todos y fuesen estrictos con las sentencias, hablaríamos de otras cosas. Pero como hay favoritismos y esto es una mafia más que otra cosa, pues nada, a resignarse.

Como esto siga así , mal acabaremos.
Por cierto, aún no han encontrado al que lanzó la moneda al asistente de Megía Dávila, pero espero que la próxima vez que acuda a un estadio se lleve un buen balonazo que le haga pensarse el volver a un campo de fútbol.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris