Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El segmento de plata   Religión   -   Sección:   Opinión

Curas de oro

Me refiero a aquellos que cumplen sus “bodas de oro” con el sacerdocio
Manuel Montes Cleries
viernes, 14 de septiembre de 2018, 08:49 h (CET)

Leo en la prensa local la relación de sacerdotes que llevan cincuenta años ejerciendo su ministerio en la Diócesis de Málaga. Entre ellos -muchos conocidos, son de mi quinta- se encuentra mi amigo –que digo, mi hermano- Sergio Ferrero.


Sergio es un cura nacido en Valencia dentro de una familia “de posibles” a la que abandonó pronto para integrarse en una comunidad de frailes: los Pasionistas. Esta comunidad da carácter. A casi todos, los que conozco, que han recibido su formación se les nota una impronta especial. Sergio es el prototipo de los mismos.


Hubiera sido un maestro del renacimiento. Es artista por los cuatro costados. Dice que le hubiera gustado ser médico o actor. Ambas disciplinas las ha ejercido. Medico de almas y de espíritu; actor comprometido con sus roles. Doctorado en Comillas, Viceprovincial en su comunidad. Visitante de sus frailes en la América latina. Posteriormente se incardina en la diócesis malacitana como cura raso. Crea la parroquia de Santa María Goretti en unos bajos comerciales de la zona. Entonces le conozco y comienzo a trabajar con él. Párroco de Casabermeja, del Buen Pastor, primer párroco de San Ramón. Consiliario de Cursillos de Cristiandad. Director-fundador del Teléfono de la Esperanza. Etc. Etc.


Mientras, su vena de artista sigue moviendo sus impulsos vitales. El mejor belenista que conozco realiza creaciones innovadoras en ese campo que le llevan a ganar diversos premios provinciales y locales. Excelente pintor y maravilloso ceramista, especializado en murales realizados con teselas. Fundador y director de la escuela de artes plásticas de Casabermeja. Director del grupo de teatro “el carromato”. Asesor religioso y “párroco” de los feriantes y circos que vienen a nuestra ciudad. Capellán de Colichet y del Buen Samaritano. Y sobre todo un amigo. Siempre preparado a escucharte… aunque ahora está un poco sordo.


Sergio ha pasado una mala racha de salud. Ha tenido que volver a su Valencia natal para ser operado en varias ocasiones de distintas dolencias. Lo ha pasado mal. Pero ha renacido de sus dolamas como siempre. No se si podremos realizar algún día nuestro sueño. Recorrer los pueblos en una carreta predicando la palabra de Dios. Quién lo sabe. Enhorabuena Sergio. Cincuenta años de cura bien aprovechados.

Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris