Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Zapatero y el 'carné por puntos'

Pascual Falces
Pascual Falces
jueves, 26 de enero de 2006, 03:04 h (CET)
El documento que permite conducir automóviles disfrutando de todas sus ventajas es un bien que muchos poseen sin valorar las consecuencias nefastas que pueden acarrear el irresponsable uso del mismo, y puede llegar a ser retirado por acumulación de “puntos”. Si existiera un equivalente “carné de ciudadano” que, del mismo modo, también se pueda perder por repetidas agresiones en la vía pública, Rodríguez Zapatero, presidente-por-accidente-no-se-olvide, podía ser uno de los primeros en dilapidarlo en nuestro país.

En menos de dos años -los que lleva manejando los resortes del Estado desde la Moncloa, y donde se sostiene gracias a las esperanzas que en él tiene el político más sincero de la caterva regional y nacional: Carod Rovira-, ha dejado pequeño el refrán de los destrozos que hace “un caballo entrando en una cacharrería”. La Constitución que protege la democracia entre nosotros, algo vulnerable tiene en su articulado, y no es capaz de defender el bienestar de los españoles; en el sistema electoral, o en los órganos de custodia y conservación.

La monarquía, ventajosa o no -no es el tema-, se encuentra en un brete, aunque, como precaución y tradición familiar, tenga siempre las maletas hechas y la vista como perdida en la bahía de Palma o en la campiña inglesa; la jerarquía eclesiástica española, que tan bochornoso ejemplo da reteniendo bienes de arte aragoneses en la diócesis de Lérida, no deja por ello de sentirse incomodada por las disposiciones del Estado en la enseñanza, el “gaynomio” y las amenazas con el IRPF; las amas de casa salmantinas discuten en la plaza pública acerca de si los “papeles” han debido irse o no; familias en las que no todos fuman, se enzarzan en discusiones de sobremesa acerca de una estéril ley innecesaria con buena educación; el sentido de unidad nacional hace aguas y no porque el agua del Ebro sea negada a Levante.

Además, la tortuosa OPA enreda el mundo de los negocios y juega con los pobres que participan, en su modestia, en el llamado “capitalismo popular”; la retórica como arte en el manejo del lenguaje es retorcida hasta imponer el “materialismo dialéctico” como norma en la comunicación –trapacero, que se dice-; ha transformado la transparencia anunciada, en un sinnúmero de decisiones adoptadas en lo “oscurito” (como se detesta en México); se ofrece a las gentes más importantes y mayores motivos para enfrentarse que ante un inocente Madrid - Barça, o Sevilla - Betis; el Ejército, inmerso en sus recién descubiertas tareas de eficaz ONG, reconsidera el sentido de su oficio; y, por el momento, el país está mareado con tanto dime y direte estatutario.

Es evidente que de su “carné de ciudadano”, al día de hoy, no ha sabido hacer buen uso. O se lo retiran o termina la gente buscando a quien delatar entre su vecindario y, tal vez, hasta se desperecen “las dos españas” felizmente anestesiadas por una Constitución para todos. Pero “sin acritud”, como hizo famoso Guerra, tampoco es para que se sienta desposeído para siempre de un derecho. Tan sólo se trata de que pase un curso de ciudadanía dictado por gente normal y corriente, y aprenda en él cosas tan elementales, como: 'Mira, esto no se toca, esto se respeta, por aquí no hay que cruzar sin mirar a ambos lados... no pretendas ser el político más famoso del cementerio'. Este hombre es un peligro.

Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris