Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Tinta indeleble  

Discursos de Morales

Richard Yovera
Redacción
miércoles, 25 de enero de 2006, 00:29 h (CET)
Tras la ceremonia llena de rituales en el ancestral templo de Tiwanaku y posteriormente en el Congreso Nacional, el nuevo presidente de Bolivia, Evo Morales, asumió su mandato oficial en el país altiplánico. Morales, quien rompió el protocolo en su discurso al no vestir con traje y corbata, supo identificarse con su pueblo, para el que reclamaba igualdad y solidaridad ante todo, y declaraba así su pase a la presidencia.

Morales agradeció profundamente a los presidentes ausentes, e incluso al príncipe de Asturias que oía atentamente las palabras del primer indígena presidente en Bolivia. Por otro lado, reiteró el agradecimiento a Hugo Chávez, al que en varias oportunidades elogió, e incluso al revolucionario Ché Guevara, momento en el que la audiencia notó la posición izquierdista del nuevo mandatario.

Asimismo, manifestó su seguridad al repetir que los lazos con Estados Unidos no estan distanciados, sino al contrario. Tenía que reforzarlos para la lucha contra las drogas e incluso en ciertas inversiones, previa revisión, como el Tratado de Libre Comercio (TLC) que mantiene en negociaciones.

De esta forma anunciaba los lazos estratégicos con Cuba, Venezuela y Estados Unidos, indicando que fue visitado días antes en su vivienda por un representante norteamericano para afianzar dicha relación. De esto se deduce que Bush no cumplió con lo que anteriormente dijo, que no apoyaría a Morales asumía el poder en Bolivia.

Morales esta vez fue enérgico y poco a poco transformó su discurso en propuestas esperanzadoras para su país. Reconoció los logros de próximas negociaciones con Europa y juró que trabajará sin inclinarse hacia el lado corrupto. Dijo además: 'Todos tenemos el derecho a vivir bien, a vivir mejor, pero sin explotar, sin robar'.

Morales Ayma, entusiasmado por los aplausos, se pronunció en Aymara, idioma oriunda de Bolivia. De esta forma el nuevo presidente comienza a tentar el futuro de su país, siendo enfático en sus propuestas, buscando el apoyo de diversos países, pero examinando todos los tratados que se le presenten. Habló de privatizaciones, del problema del agua, del gas, de la coca y de su pueblo. Lo que busca Morales es simplemente libertad e igualdad.

Noticias relacionadas

Singularidad reformista

Juventud salvaje

Pedro el mendaz, quiere presentar su fracaso como una victoria

Un mundo en Cambio

La radio

Hoy es el día de los enamorados y ayer fue el día de la radio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris