Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Ni éstos ni aquéllos   -   Sección:   Opinión

El problema es el PSOE (Partido Sucursalista Oficinesco Ecléctico)

Juan Pablo Mañueco
Juan Pablo Mañueco
martes, 24 de enero de 2006, 02:02 h (CET)
PAREN de berrear los de ese partido, porque tampoco el PP (“Pobre Pueblo”) me gusta. Además, que se lo digo por su bien, para que no acaben siendo el Partido Suicidado Obedientemente por el Embobador o Embarullador que les dirige hacia nadie sabe dónde, y, por supuesto, mucho menos él.

El problema del PSOE, como saben, no es que sea Ecléctico, es decir, que habiendo perdido las referencias ideológicas que lo fundaron, ande buscando retales ideológicos desde hace mucho tiempo, para componer un discurso a retazos. Para esto, les sirve a la perfección ZP.

Ni tampoco que sea Oficinesco, o sea, una Agencia de colocación de sus afiliados en los ricos comederos del presupuesto público. Esto lo son todos partidos desde que se llamaban bandos nobiliarios enfrentados. No hay conflicto: tal cosa ha sido siempre la política verticalista.

La cuestión que les lleva a la zozobrante deriva es que son ustedes un partido Sucursalista, lo cual ya es más raro es un partido que dice gobernar un Estado soberano. No hay casos como ustedes, al menos que yo recuerde: y, claro, se han dado todas las circunstancias para que su Partido Socialista Central les ponga al cobro todos los vasallajes que le deben.

Son ustedes la sucursal restoespañola del PSC, desde el comienzo de la Transición, como bien saben, y ha bastado que Maragall moviese pieza para encumbrar a un gris Blanco y a un más pálido y nulo ZaPaterillo en su Congreso interno, más todas las azarosas historias posteriores, para que el asimetrismo maragálico que viene caracterizando la inequitativa política territorial del PSOE desde entonces, se haya radicalizado en el blindaje absoluto y ahí te quedas de ahora.

Y lo más curioso es que Maragall no sería nadie sin ustedes, señores del Partido Subalterno Obediencial en trance de Eclipse. Bueno sí, era ya un burgués organizado catalán, que se jugó a los chinos quién de los de su clase negociaba con ustedes un acuerdo leonino, y le tocó a él, como le podía haber tocado afiliarse a CiU, o seguir medrando en las Administraciones, según hacía en tiempos de Franco.

Ustedes pactaron con el PSC un acuerdo inadmisible: el PSC podía influir internamente en el PSOE, pero el PSC quedaba blindado para que ustedes no pudieran influir en él... Desde entonces, ustedes ponen el dinero, la imagen y la inmigración castellanoparlante que les vota... a ustedes, pero los sufragios los recauda Maragall, y se los devuelve ya transformados en presiones de los nazionalistas catalanes para imponer su dictadura lingüisítica y sus chantajes.

Ahora, ese mismo modelo inconcebible, exactamente el mismo, es el que quiere imponer Maragall al conjunto del Estado, a través del nulo intelectual llamado ZP: yo influyo, chantajeo, legislo y recaudo por todo el Estado, pero a mí que no me influya nadie.

Señores, Maragall es tan nada... que a cualquier otro que en cualquier lugar de España le ofrecieran el mismo chollo (dinero, imagen, siglas, electorado y no entrar en competencia con él), obtendría los mismos o mejores resultados.

Ustedes deciden: pongan a su falso dueño donde se merece, compitan electoralmente con él y ya verán qué poca gente vota su desfachado bigotito... o resígnense ser en poco tiempo el Partido Suicidado Obsoleto Escombrista que arruinó su futuro en “Estepaís”, que hasta parece que alguien les tiene vedado decir cómo se llama... Ahora bien, en ninguna de las tres hipótesis cuenten con ZP: ese pobre hombre no se entera de nada, como bien sabe el baranda que le conduce.

Noticias relacionadas

Críticas a refranes (I)

El objetivo de este artículo de opinión es efectuar una crítica a determinados refranes

Hedonismo de Epicuro

El epicureísmo es una escuela filosófica helenística

El motín del Bounty

El machismo es un problema que no se arregla con parches, debe extirparse en su origen

El paro es lo más importante

Los políticos habrían de observar el mundo con una perspectiva más amplia, menos reduccionista

Hacer República

J. Hernández, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris