Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Tinta indeleble   -   Sección:   Opinión

Bush, en la mira

Richard Yovera
Redacción
domingo, 22 de enero de 2006, 03:31 h (CET)
Después de un año, Osama Bin Laden aparece en la portada de algunos medios importantes, especialmente en Estados Unidos, donde acaparó casi todos los diarios y medios televisivos. Ahora este sujeto amenaza nuevamente contra Norteamérica con una serie de atentados.

Esta guerra de ajedrez está, no sólo cobrando vidas cada día, sino también asustando a una nación como Estados Unidos. Bin Laden culpa a Bush de la destrucción de Irak y de Afganistán pero el líder de Al Qaeda se olvida de que dicha amenaza no es directamente hacia Bush, sino que recae sobre toda una nación. Si Bin Laden sabe muy bien –por lo que confirmó- que en las encuestas norteamericanas rechazan fehacientemente la labor de los soldados en Oriente Medio, debe fijarse que es el indicador de que Bush es un solo hombre, el que rige las órdenes y los movimientos en Irak o Afganistán.

La supuesta grabación casera emitida por la cadena Al Yazira muestra la eficiente seguridad del estado norteamericano. Osama reconoce que falló en un atentando al no poder burlar los controles, pero anuncia que próximamente habrá un nuevo atentado. Asimismo, ofrece una tregua 'a largo plazo' al señor Bush y trata de negociar sobre la retirada de las tropas para la reconstrucción de Irak, la deposición de las armas y la devolución a sus dueños de Oriente Medio.

Además, menciona que el Pentágono sabe de las cifras de muertos norteamericanos en Irak y que por esta razón debería responder o, al menos, intentar evitarlas. Muy sarcástico, Bin Laden dice: 'Si vuestros deseos de paz, estabilidad y reconciliación son verdaderos, he aquí la respuesta a vuestra petición'.

Si esta grabación es en realidad del radical y sanguinario Osama Bin Laden, Estados Unidos debería estar prevenido ante cualquier atentado. La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, propone triplicar los proyectos de seguridad. George W. Bush sabe que su poder está en la mira de un líder terrorista internacional y que su imagen está opacada por los resultados de unas encuestas que lo debilitan en su cargo.

Al parecer, Bush no se da cuenta de que, por una cuestión de 'juego de guerra o petróleo', se está responsabilizando de la seguridad y de la tranquilidad del pueblo norteamericano. ¿Hasta dónde quiere llegar Bush a pesar de las constantes amenazas? Así es el poder.

Noticias relacionadas

Cayendo en la Misandria

El feminismo como tal surgió en España en la década de los 70

La supremacía blanca y la permisividad del presidente Trump

Imponderables

Hemos de contar con las debilidades humanas...para contrarrestarlas, claro

El negativismo izquierdista como arma de lucha

Los ignorantes son los muchos, los necios son los infinitos; y así el que los tuviese a ellos de su parte, ese sería señor del mundo entero.” B. Gracián

Trump, los supremacistas y el White Power

¿La condescendencia de Trump con los supremacistas provocará el despertar de las Fraternidades negras?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris