Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Los leones y los días   -   Sección:   Opinión

Triunfo del continuismo en Chile

Sergio González

viernes, 20 de enero de 2006, 01:20 h (CET)
Como era de esperar el oficialismo chileno obtuvo una amplia victoria sobre el economicismo practicado por el tradicional liberalismo chileno. La segunda vuelta de las elecciones presidenciales andinas no deparó ninguna sorpresa y la “delfín” del carismático Ricardo Lagos alcanzó un más que aceptable 54% de los sufragios emitidos, superando en siete puntos porcentuales el resultado logrado por el empresario Sebastián Piñera, cifra baja si se compara con el voto que obtuvo en el proceso electoral del 2000 el ex alcalde de Santiago de Chile, Joaquín Lavín, quien se extendió hasta el 49% de las papeletas.

Las reacciones a la gesta lograda por la ex ministra de Salud y Defensa no tardaron en producirse y los máximos dirigentes de los países en los que la izquierda domina con soltura, entre ellos Brasil, Argentina, Venezuela o Uruguay, la felicitaron con celeridad, viéndose de este modo un intento por lograr incluir a este país entre los que forman la “barricada” contra los intereses defendidos por la primera potencia del mundo. Al mismo tiempo, el presidente del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, llamó nada más conocerse la noticia, expresando su voluntad por que las relaciones entre ambos países sigan siendo tan positivas como hasta este momento.

Pese a la idea que tienen muchos de que la nueva dirigente chilena puede arrasar con el neoliberalismo que hoy impera en el estado sudamericano, aparece una mujer mucho más pragmática y defensora de los intereses comerciales que de cualquier tipo de ideología. De esta manera parece clara su intención de seguir firmando acuerdos financieros que permitan al país seguir creciendo a un ritmo muy superior al que se incrementa la economía mundial, un 7% del Producto Interior Bruto. Por el contrario, su visión social puede acentuarse de manera evidente, pues una gran parte de la población se mantiene en el umbral de la extrema pobreza.

Las declaraciones altisonantes que los senadores del Partido Popular llevan realizando en los últimos días han sido desautorizadas por la dirección de la formación conservadora, llegando a amenazar con expedientarlos si siguen expresándose de esta manera. La victoria lograda por el Partido Socialista el 14 de marzo de 2004 en las elecciones generales sigue sin sentar bien a muchos de los integrantes del primer partido de la Oposición, que compararon a Zapatero con los golpistas Pavía y Tejero, quienes entraron en el Congreso a caballo y con una pistola en la mano, respectivamente. Para los miembros de la Cámara Alta, Carlos Benet, José Manuel Soria y Francisco Cacharro, la llegada a la Moncloa del Secretario General de los socialistas se produjo de la mano de un atentado, al tiempo que consideraron que éste entró en las Cortes españolas “de la mano de un tren de cercanías” en clara referencia al beneficio que pudo tener para los progresistas la realización del atentado por parte de los islamistas radicales.

Para el resto de partidos políticos estas declaraciones no hacen más que confirmar que los populares siguen sin reconocer los resultados de las urnas, al tiempo que pidieron una rectificación no sólo a los que profirieron tales acusaciones sino a la propia dirección de la formación política. Para el PSOE, los conservadores deberían aclarar tales afirmaciones y pedir disculpas a toda la ciudadanía, mientras que para otros grupos como el Bloque Nacionalista Gallego (BNG) la cúpula del PP no sólo no está en contra de lo afirmado por dos de los senadores más antiguos de la Democracia sino que alenta este tipo de palabras.

La fuerte polarización que vive la sociedad española se vio un día más con las afirmaciones expresadas por el vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Alfons López Tena, en las que criticaba la actitud defendida por el presidente del organismo y también máximo dirigente del Tribunal Supremo, Francisco José Hernando, quien, según apuntó, es una persona que hoy en día sigue defendiendo la justicia existente durante el Franquismo, además de defender prácticas claramente institucionales como la labor realizada por la policía británica en la muerte del ciudadano brasileño Jean Charles de Menezes.

Al mismo tiempo, el miembro del máximo órgano de los jueces nombrado a propuesta de Convergencia y Unió criticó la labor realizada por el magistrado al frente del organismo público, puesto que “ignora a todos aquellos que no han sido propuestos por el Partido Popular”. Por último, señaló la necesidad de que al frente de la institución sea nombrada una persona mucho más democrática que Hernando, “quien no respeta los derechos de los ciudadanos ni el propio Estado de derecho”.

Noticias relacionadas

Yihadismo que no cesa

Parece que estamos entrando en una nueva etapa de la historia europea

Muchas personas mayores, pero pocas personas sabias

Sólo la actitud que se tiene al ir entrando en años define cuanta plenitud de vida posee una persona de edad

Fariseismo religioso

El fariseísmo, sea religioso o político, mata todo lo que toca. Una sociedad edificada sobre la mentira se destruye

Matanza en Barcelona

Es una guerra y somos tan inconscientes que decimos no tener miedo

¿Seguiremos soportando desplantes de la CUP y los separatistas?

¿España no es capaz de acabar, de una vez, con semejantes incordios?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris