Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Ni éstos ni aquéllos   -   Sección:   Opinión

Cambio unos papeles por 3 millones de castellanos

Juan Pablo Mañueco
Juan Pablo Mañueco
viernes, 20 de enero de 2006, 01:20 h (CET)
Cuando se quiere consumar la desmembración del Archivo de la Guerra Civil de Salamanca para transferirlos no a sus particulares dueños sino a la Generalidad de Cataluña y sólo unos documentos –los catalanes– que los socios de Rodríguez le exigen para que siga desmantelando todas las conexiones entre España que pueda, a mí se me ocurre parlar hasta tres cosas:

Una, que no me defino sobre la conveniencia o no de mantener los originales de un archivo en un mismo lugar, habiendo métodos para guardar copia digitalizada de los mismos... Sí me pronuncio, en cambio, contra que sean en tal hipótesis sólo los catalanes quienes emprendan dicho camino... Y extraigo estas conclusiones: la debilidad del Gobierno, su ausencia de voluntad de reparar nada sino de ceder ante el chantaje, lo poco que durará dicho Archivo por cuanto diluviarán otras peticiones una vez se acepte la primera... y la voluntad manifiesta y notoria de los socios de ZP por desmembrar esta “unidad” de España, ya que podían haber aceptado ser ellos quienes recibieran la copia digitalizada.

Dos, que inversamente los amigos de Rodríguez no quieren devolver las verdaderas obras de arte castellanas y aragonesas que, con títulos poco claros, retienen en el Museo Marés de Barcelona y en otras diócesis catalanas, porque en este caso sí consideran sagrada la “unidad museística”. Por supuesto, el flojo ZP tampoco ve nada raro en el asunto, y esperemos que lo suyo sea flojera, porque, de otra forma, su defecto tendría un nombre más grave.

Y tres, y principal parrafada que pienso echarme: ¿cuándo vamos a hacer memoria histórica completa del franquismo para que no se siga cultivando sólo la desmemoria histórica?

¿Nos acordaremos alguna vez que Cataluña fue la región mimada del franquismo económico y que, por ejemplo, la provincia de Barcelona pasó de 1.931.000 habitantes en 1940 a 4.389.000 en 1975...? Mientras que Guadalajara, mi provincia, recorría el camino inverso: de 211.000 en 1940 (más que ahora) a 140.000 en 1975, que ya es represión demográfica durísima, digo yo.

Pues pareja represión sufrieron provincias como Salamanca, Zamora, Cuenca, Soria..., lo cual nos recuerda que debiéramos memorizar que aquí hubo provincias exprimidas y otras que no, para que vayamos valorando en su justa medida las opresiones.

Así que he tenido, sobre todo, esta cuarta ocurrencia: cambio los papeles de Salamanca por tres millones de castellanos que los catalanes nos adeudan... Para ir reparando aquella etapa y porque es lo que habría que hacer si ahora ya se quisiera edificar un país reequilibrado y justo, aunque mucho me temo que tampoco, sino ahondar los errores e injusticias de Franco.

De otra forma, si ZP no lo entiende, repara y reequilibra no le voy a tener por un hombre ecuánime, como tampoco a sus socios, y ni siquiera le consideraré un flojo, sino directamente un “t...”, igual que al ministro Calderilla le voy a tener por “t...” a sus votantes y paisanos de Salamanca, al menos a los que queden en aquella ex-renaciente maravilla, que ya son pocos.

Entre los congresos ilegales de ETA, las devoluciones sólo parciales y sólo para ricos, y las identidades de los que menos identidad histórica podrían probar si nos pusiéramos a analizar la Historia.... esto de España ya parece talmente la pista de un circo en donde ofician entre grandes sonrisas ZetaPé, JeSeCé (Jesús Caldera) y CeCeCé (Carmen Calvo, ministra Cuota de Cultura o lo que vaya quedando). Aunque aquí el único que manda es Pasqual, el singular baranda monoidentitario que ha fichado a todos estos chicos de comparsas y sucursales para la Cataluña que tanto engrandeció Franco.

Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris