Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:  

La responsabilidad es de todos

Decir que estamos peor que nunca es marcar el kilómetro cero de la desmemoria
Mario López
sábado, 25 de agosto de 2018, 11:00 h (CET)

Hace ya más de ocho meses que no escribo; los médicos y los hospitales tienen la culpa, o seré yo que no me cuido; en estos tiempos cabe todo para explicar nada. El caso es que tampoco me lo ha puesto fácil el mundo en general y España en particular. Es tal el ritmo en el que se suceden los acontecimientos que a gente como yo, no especialmente rápida, se nos hace necesario un tiempo (cada vez más largo) para entender medianamente lo que sucede e intentar analizarlo. En principio, por encima de lo que sucede, que es tela marinera, tenemos que observar la actitud que el público en general adopta ante los acontecimientos que hacen que el mundo se mueva.


En primer lugar, todo el mundo (es un decir) reclama toda la transparencia del mundo a sus representantes. Correcto, la transparencia es basa y fundamento de cualquier régimen democrático. ¿Pero qué hace todo el mundo (es un decir) a la hora de practicar la transparencia? Pues nada, ocultarse en el anonimato de los foros para poner a caldo al primero que se le pone por medio o crearse un autorretrato virtual que ya quisiera para el Dorian Gray.

En segundo lugar, ni se quiere aprender de la Historia, ni de la historia reciente. Los cambios que se han producido en el mundo, y en España en particular, de unos cuatro años para acá, en lo político, social y en derechos humanos es impresionante. Pues nada, los hay que dicen que estamos peor que nunca, marcando el kilómetro cero de la desmemoria histórica.

Se ha avanzado mucho a la hora de poner de manifiesto los abusos y delitos de las élites. Queda muchísimo más por hacer, pero no perdamos la cabeza. El orden (o desorden) financiero mundial sigue sin tener un pase, las desigualdades son obscenas. Pero, si queremos solucionarlo, tenemos que tener siempre presente los logros alcanzados, no desfallecer y crecer. Alimentémonos con nuestras pequeñas victorias que tanto nos han costado y con la utopía, pródigo horizonte cargado de futuro. 
Comentarios
paco arbillaga 27/ago/18    20:31 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

El probable efecto dominó de la insurrección catalana

“Todo lo que hacemos, incluso la más mínima cosa, puede tener un efecto dominó y repercusiones que emanan. Si arrojas una piedra en el agua en un lado del océano, puede crear una ola en el otro lado.” Víctor Webster

Mujer y reforma eclesial

¿Pueden la mujeres por si mismas conseguir reformar a la Iglesia católica?

Historia y Constitución

Los que siempre hablan de dialogo que dialoguen sobre la necesidad de reformar la Constitución

Múltiples los beneficios de mi experimentación con la respiración y el frío

“Portamos cuerpos increíblemente sofisticados y maravillosos”

Lecturas que dan luz

Alguien me dijo una vez que podemos proyectar luz a nuestras dificultades en dos libros: El Quijote o el Nuevo Testamento
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris