Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¡No me olvidéis!

Federico Ferrando (Valencia)
Redacción
miércoles, 18 de enero de 2006, 23:59 h (CET)
Aunque hayan pasado casi treinta años, debéis acordaros de mi. Tenía veintipocos años, era bibliotecario de Ondárroa, pueblo que amaba con toda mi alma. Era vasco, y español hasta la médula, precisamente por ser vasco. Como Jefe de las Juventudes Carlistas de Vizcaya, yo, Jose Mari Arrizabalaga Arcocha, nunca pensé que las amenazas que recibía de vosotros se iban a hacer realidad, porque os conocía de toda la vida.

No tuvisteis piedad ni valentía. Dos tiros en la nuca y caí encima de mi mesa en la Biblioteca de Ondárroa muerto. Pero no pudisteis acabar con mi espíritu que se multiplicó en muchos de mis hermanos carlistas de toda España. Son ellos los que, ahora, me rezan para que la situación en Vizcaya, Guipúzcoa y Álava se resuelva y no se den los escándalos que estáis dando ¡A estas horas, el follón del congreso batasuno! Después de haber hundido el pueblo vasco, el ser más intrínseco de los vascos, mancillado la lengua vasca y acabado con cualquier viso de Tradición Católica de mi pueblo vasco, venís a engorrinar nuestras tumbas.

Nosotros, las víctimas, que en la Gloria de Dios ya os hemos perdonado, gritamos a vuestras conciencias (si todavía os quedan) que dejéis la violencia que ha destrozado y dividido para siempre tantas familias. Si pasados setenta años desde el inicio de la Guerra Civil, todavía emergen los rencores entre las más altas clases políticas, los vascos, que no olvidamos, sufriremos la lacra de vuestros asesinatos generaciones y generaciones.

Sólo os pido, por mis queridos carlistas, cordura y el abandono de la violencia. No podéis seguir haciendo el mal, que tanto duele a la raza humana, a Nuestro Señor. Un abrazo en Cristo Rey para todos vosotros, que falta os hace.

Noticias relacionadas

Cayendo en la Misandria

El feminismo como tal surgió en España en la década de los 70

La supremacía blanca y la permisividad del presidente Trump

Imponderables

Hemos de contar con las debilidades humanas...para contrarrestarlas, claro

El negativismo izquierdista como arma de lucha

Los ignorantes son los muchos, los necios son los infinitos; y así el que los tuviese a ellos de su parte, ese sería señor del mundo entero.” B. Gracián

Trump, los supremacistas y el White Power

¿La condescendencia de Trump con los supremacistas provocará el despertar de las Fraternidades negras?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris