Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Quién puede hablar?

Federico Ferrando (Valencia)
Redacción
miércoles, 18 de enero de 2006, 00:19 h (CET)
El Gobierno tripartito, Gobierno de España, ha espantado a la más prestigiosa prensa extranjera (británica, para más información) de nuestro país. Hemos dejado de tener interés para nuestros compañeros de barco de la Unión Europea. Una de las causas decisivas para ello es la falta de libertad de expresión. La padecemos el pueblo español, mediatizado por los medios de información sujetos a las pautas del ejecutivo. La padece la Iglesia Católica, que si habla públicamente, enseguida es denostada por dichos medios de información. La padecen los que tienen a su cargo la defensa de la unidad nacional, en su variedad de reinos, que aun apelando a las máximas leyes del Estado, son destituidos por el ejecutivo. La padecen las personas españolas que habitan territorios bilingües, a los que se quiere imponer su habla habitual distinta que la materna. La tienen los empresarios, que este pasado fin de semana, tuvieron que dividirse para asistir a los actos convocados por el President Camps y Rodríguez Zapatero.

Los que no deberían hablar, por tener miles de asesinatos a sus espaldas, el Gobierno de España y el Gobierno vasco les dan la palabra, con el escándalo del resto de los españoles que durante más de treinta años hemos padecido el terrorismo de ETA. Como diría Obelix, personaje galo de cómic, “están locos estos romanos”.

Aparisi y Guijarro advertía que “cuando el sistema parlamentario se aplicó a España, el infierno se hubo de alegrar porque es un medio maravilloso de dividir lo que está unido; de pudrir lo que está sano; de convertir un pueblo de gigantes en un pueblo de jorobados”.

Así estamos los españoles: divididos, podridos y jorobados. Encima, no pueden hablar los que tendrían derecho a ello más que nadie. Para decir sandeces...

Noticias relacionadas

La crueldad del desarraigo

“Uno vive del donarse y del acogerse"

Con Sáenz de Santamaría el PP sería un zombi errante

“Modificar el pasado no es modificar un solo hecho: es anular sus consecuencias, que tienden a ser infinitas.”J.L.B. – “La otra muerte de El Aleph”

Pedro Sánchez se hizo un Sánchez

El anunciado programa de Gobierno fue sustituido, sin más, por pinceladas

Sobre la Virgen del Carmen y su fiesta

J. Romo, Valladolid

En huelga por Cristiano

E. Díaz, Madrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris