Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Tinta indeleble   -   Sección:   Opinión

Chilechet

Richard Yovera
Redacción
martes, 17 de enero de 2006, 01:38 h (CET)
Era casi lo previsto este fin de semana. Michellet Bachelet, la aspirante a 'dama de hierro', ganó la segunda vuelta de las presidenciales chilenas contra Piñeira por un margen de aproximadamente 6 puntos de diferencia que lo imposibilitó llegar a La Moneda.

La segunda vuelta de ayer en Chile causó revuelo, tras saber que Bachelet era la virtual presidenta del país del sur de Latinoamérica y que sería la primera mujer en llegar a la presidencia en la historia chilena.

Verónica Michelle Bachelet Jeria nació el 29 de septiembre de 1951, hija de un general de brigada de la Fuerza Aérea, Alberto Bachelet, que fue torturado hasta morir a manos de sus compañeros de armas golpistas en septiembre de 1973. Verónica fue detenida y torturada junto a su madre en enero de 1975, supuestamente por la dictadura de Pinochet, motivo por el cual viajó a refugiarse a Australia y Alemania.

Decide retornar a Chile en el 79. Posteriormente, el presidente Lagos la nombra ministra de Salud en 2000 y le ofrece la cartera de Defensa, a la que renuncia para postular a la presidencia.

Es así que Bachelet, con su experiencia en la política, tomará el mando de chile y hará que se estabilice en una región socialista a pesar de sus opositores que asomaron la cabeza con su líder de derecha Sebastián Piñera, a pesar de que este último reconoció la amarga derrota felicitando a la virtual presidenta.

Ahora se esperarán los resultados finales para que Bachelet comienze a trabajar como prometió hacerlo, buscando nuevamente el perfil europeo que obsesiona a Chile y cumplir el cambio de las reglas para permitir que la izquierda 'dura' pueda tener sus propios curules, lo que hoy el reglamento impide.

Chile hoy respira nuevos aires en una nueva identidad. El matriarcado
se impondrá esta vez y muchos sueñan con la estabilidad económica que
Lagos creó. Bachelet ganó y ganó también su partido, que forjó con
filosofía y moral. Es la sexta mujer presidenta en Latinoamérica.

Noticias relacionadas

Trump, los supremacistas y el White Power

¿La condescendencia de Trump con los supremacistas provocará el despertar de las Fraternidades negras?

Africanización importada desde Nigeria a Paraguay

El escándalo generado en Paraguay con la visita de un pastor nigeriano derivaron en una airada reacción de profesionales de la salud y parlamentarios

Juana Rivas, las vacaciones y el Constitucional

No soy jurista y no acepto que el Alto Tribunal argumente, en vacaciones, en las formas y no entre en el caso cuando se trata de un recurso de amparo

Hay que parar los discursos de odio.

Vivimos tiempos repelentes, donde nadie escucha al corazón y el corazón es nuestra gnosis

Del aeropuerto del Prat a Antonio Machado

Todo vale, incluso la tergiversación, contra Catalunya
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris