Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Presos de la libertad   -   Sección:   Opinión

Las otras muertes de la carretera

Eduardo Cassano
Eduardo Cassano
@EduardoCassano
lunes, 16 de enero de 2006, 01:26 h (CET)
Estamos llegando, ya queda menos. Hoy es día 15 y eso significa que nos queda menos para terminar con la escalada de un mes de resaca. Pero hay que guardar fuerzas, el próximo mes llegarán los cargos de las tarjetas de crédito. La famosa “cuesta de enero” va a desaparecer, y tendremos que empezar a asimilar que cada mes del año se está convirtiendo en una cuesta, cada vez más empinada.

Pero no sólo tenemos que llevar cuidado con el dinero, su gasto en compras e inversiones de amistad a largo plazo. Hoy en día hay que tener cuidado con todo, desde que uno sale a la calle. Se empieza por esquivar los regalos de los perros en la acera, vigilar con lo que pueda caer de los andamios, y lo más importante, buscar el semáforo en los pasos de peatones.

El tráfico en la ciudad aumenta en todos los aspectos. Hay más conductores, todos se estresan más, y lo hace más fácilmente. Ello, además del carácter agresivo de otros, aumenta ese tipo de conductas violentas que venimos observando en los últimos días. Los medios de comunicación nos han ofrecido recientemente varios ejemplos.

Primero en Sevilla, donde un conductor atropello, sin causarle la muerte, a una niña. El padre lo vio y casualmente, llevaba un arma encima con la que disparó al conductor hasta matarlo y salir huyendo sin entregarse. Después, en Vallirana (Barcelona). En una gasolinera de esta población, un joven chocó con el otro al terminar de repostar. Se bajaron a increpar el pequeño y ridículo golpe hasta que empezó la pelea. El resultado fue la muerte del joven, la huída del otro vehículo, hasta que lo pensaron mejor y se entregaron poco después. Y para finalizar, por el momento, una pique entre dos vehículos, conducidos por jóvenes que salían de una discoteca, ha terminado con la vida de una niña de 12 años en la carretera de Granada. ¿Hacía dónde vamos?

Estas víctimas también son fallecidos en carretera, aunque probablemente no constaran así. El coche era el hilo conductor entre asesino y fallecido, de haber cogido ese día otro medio de transporte aún estarían vivos. Pero con esto no basta, “sólo” son tres muertes las que han llegado a los medios de comunicación. Cada día se producen muchísimas trifulcas y peleas por cuestiones viales, algunas terminan con venganzas que se llevan al terreno personal. A ver si empezamos a evitar estas situaciones.

Noticias relacionadas

Yihadismo que no cesa

Parece que estamos entrando en una nueva etapa de la historia europea

Muchas personas mayores, pero pocas personas sabias

Sólo la actitud que se tiene al ir entrando en años define cuanta plenitud de vida posee una persona de edad

Fariseismo religioso

El fariseísmo, sea religioso o político, mata todo lo que toca. Una sociedad edificada sobre la mentira se destruye

Matanza en Barcelona

Es una guerra y somos tan inconscientes que decimos no tener miedo

¿Seguiremos soportando desplantes de la CUP y los separatistas?

¿España no es capaz de acabar, de una vez, con semejantes incordios?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris