Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Punto crítico   -   Sección:   Opinión

España en la UVI

Raúl Tristán

sábado, 14 de enero de 2006, 22:51 h (CET)
Lo que está ocurriendo en esta país no tiene nombre. No hay día que al levantarme por la mañana, radio en mano, o al echar una rápida ojeada a los diarios “en la telaraña”, no me sorprenda, no exclame aturdido, no abra los ojos como búho insomne.

No es de recibo, no señores. Una cosa era darle el paseo a la derecha de las juventudes hitlerianas (Aznar, Acebes, Zaplana y otros), que estaba asfixiándonos, en su segundo mandato; que estaba ahogando a la democracia, a la libertad, con su prepotencia, su ego, su chulería de señorito bien, y otra bien distinta aceptar la situación actual como la mejor.

No, no estamos dispuestos a comulgar con ruedas de molino. Lo mismo que vimos con buenos ojos que una ráfaga de aire fresco viniera a sacarnos de ese pozo sin fondo en el que nos estaba metiendo Aznar, con su política casiantieuropea, pro eje Bush-Blair, con sus aires de grandeza a lo caudillo español salvapatrias, rodeado de sicarios fascistoides, ahora observamos entristecidos la nueva España del despropósito.

Zapatero nos prometió talante, habló de vivienda de cultura, del fin terrorismo, de la educación, del acercamiento a Latinoamérica y del retorno a Europa... y nosotros le creímos. Le creímos porque, entre otras cosas, estábamos hastiados de Aznar y sus muchachos.

Pero, con el paso del tiempo, tras haber hecho la vista gorda a numerosos traspiés, después de dar un voto de confianza tras otro, de decirnos a nosotros mismos “dale tiempo”, ya no sabemos dónde estamos, y mucho menos, hacia adónde nos conduce nuestro Presidente.

Obviamos las meteduras de pata de una Ministra de Cultura que habló de reducir el IVA de los libros... y se equivocó. De una Ministra de Vivienda que pretendió vendernos la burra de los minipisos, y que no ha logrado hacerse querer en el tema de los alquileres, pese al enorme, desproporcionado dispendio que la Sociedad de la Vivienda está suponiéndole al erario español. Ya casi nos hemos olvidado de los trajines con la LOE, una LOE que al final es una réplica de lo existente... o peor, pues se podría decir que tras prometer, todo sigue igual, la Iglesia en su sitio, el que no debe ocupar, la concertada a su marcha, cobrando del Estado, los estudiantes inútiles seguirán pasando de curso, y la enseñanza continuará devaluándose.

Nos alegramos de retirar de la circulación al fragasaurio, pues ya son años subido al carro, desde que estaba Paquito, lo que es imperdonable. La edad y la mentalidad. Hace tiempo que sobrepasó su fecha de caducidad. Pero no nos alegra que sea a costa de pactar con el BNG, es lamentable.

Nos hubiera gustado que Cataluña tirara del carro de España junto al Gobierno, pero no que gobierne un Maragall, sonriente muñegote pánfilo, rodeado de egoístas cavernarios de ERC.

Allí donde el PSOE ha querido tomar el mando, ha tenido que bajarse los pantalones y ofrecerle las posaderas, en indigna posición sumisa, al primer indocumentado nacionalista irracional que por ha aparecido ofreciendo el instrumento sodomizador de su voto.

El país se encuentra, por doquier, vendido al mejor postor, que en este triste caso no es sino una pandilla de revientaconvivencias, de destrozapaíses, de quemaconstituciones, de arrasaestabilidades.

Han sido también las amistades buscadas en Latinoamérica y la brutal y traumática ruptura con Norteamérica.

Puede que Bush sea el diablo personificado, lo cierto es que debíamos salir de Irak (una guerra ilegal), pero no se puede romper con la novia de ese modo, más vale dejar una amiga en el camino que una enemiga. Y, además, no por ello debemos alejarnos excesivamente de la órbita de influencia de los EEUU, aun recriminando su expansionismo e imperialismo, al fin y al cabo, el Presidente de un país no es el país en sí. Ya vendrá otro, como ocurrió aquí. Los Presidentes cambian. Las relaciones internacionales deben mantenerse.

El problema es que zapatero nos ha acercado a la maligna influencia de ciertos reyezuelos tribales, de pequeños déspotas encaramados al poder, en países sometidos a la tiranía de la bota de un endiosado presidente: Castro en Cuba, Chávez en Venezuela, y otros. Ya veremos como acaba Bolivia con Morales y Perú con Ollanta...

Lo de abrir la caja de lo truenos del Estatut ha sido algo memorable. Si no sabes cómo cerrarla, ¿por qué la has abierto?. ¿Ingenuidad?. ¿Te pensabas que en Cataluña se iban a conformar con tu sopa boba?. No me hagas reír, que no puedo, que me dan ganas de llorar.

La OPA sobre Endesa. Vergonzoso. Pagos político-económicos en forma de empresa absorbida. Sigue adelante Pizarro.

¿Y el CAC, y el Estatuto del Periodista, y el CEMA?. La censura, la ley mordaza, el retorno a un NODO de color rojo...

Lo de hoy, cuando escribo estas líneas, la portada del viernes y 13 en todos los periódicos menos uno, ya no tiene ni nombre, todos lo sabemos. Sin palabras.

Y lo dejo ya, pues la lista sería interminable.

Debo admitir que Zapatero me tuvo confundido desde los inicios.

Uno, al principio, le excusaba. Será por error, la inexperiencia, la falta de agilidad y habilidad, de rodaje..., todo por querer hacerlo no bien, sino mejor. Eso me decía.

Luego, pasado el primer momento, surgía la pregunta: ¿será una maniobra política que no alcanzo a comprender, yo, un lego en la materia?

Pero, poco a poco, acaba por aflorar un sentimiento trágico, un pensamiento indeseable, una constatación irrefutable: sigo perdido en el escabroso modo de hacer de Zapatero. No logro comprender su proceso mental, me cuesta seguir sus razonamientos. Me es imposible.

Así que sólo caben dos opciones, excluyentes entre sí: o mis neuronas ya no son lo que eran, o las de este señor necesitan algo más que oxigeno y ATP.

Y si les digo la verdad, creo que acabaré decantándome por la segunda opción. Será más sano para mi ya mermada estabilidad mental.

Lo siento, lo siento de verdad. Siento que la oportunidad brindada a la izquierda moderada se pierda de este modo tan patético. Y siento que no exista una derecha moderada, una derecha sin aznarismos, sin Acebes, sin Zaplana, sin Cascos, sin Botella, sin... con algo más de Gallardón, y de... no sé, porque “la Espe” también me tiene confundido.

La política me confunde señores. Hasta el martes, mientras la libertad de expresión quiera y pueda.

Noticias relacionadas

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”

Carles Riera, sin foto en el cartel

Perfiles

¿Será Erdogan el nuevo Saladino de Jerusalén?

¿Peligra la vida de Erdogan?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris