Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Empresas rusas

Nina Kulikova
Redacción
sábado, 14 de enero de 2006, 22:51 h (CET)
Las ofertas públicas de venta, OPV, usadas por las empresas de todo el mundo para sacar sus acciones a bolsa y atraer de esta manera recursos extra, habían sido durante largo tiempo una táctica desaprovechada en Rusia, cuyo mercado de valores todavía es muy incipiente. Por miedo a una valorización demasiado baja o a la eventual absorción hostil, las compañías rusas se resistieron a explotar el mecanismo de OPV, de modo que en la década de 1993-2003 hubo solamente seis salidas a bolsa. La situación empezó a cambiar a partir de 2004, cuando se lanzaron cinco OPV, y el pasado año fue realmente histórico.

Hacia finales de 2005, una docena de empresas rusas habían salido a las bolsas de Moscú y Londres incrementando su capitalización global en casi US$5.000 millones, lo cual representa alrededor del 70% de la inversión total acaparada por los emisores rusos desde 1996, según los datos de MMVB.

La contribución decisiva la hizo AFK Sistema, grupo multisectorial que se especializa básicamente en el mercado de telecomunicaciones ruso y el de los demás países postsoviéticos. Dicha empresa consiguió en febrero pasado atraer una suma de US$1.560 millones en la bolsa londinense, despertando un gran interés entre los fondos de inversión europeos y estadounidenses: la demanda de sus acciones superó la oferta en un 160%. A lo largo de 2005 también salieron a la bolsa de Londres otras entidades rusas, entre ellas, las empresas metalúrgicas NMLK y Evrazholding, con un resultado de US$609 millones y US$422 millones, respectivamente, y la cadena de supermercados económicos Pyaterochka (US$598 millones).

Para las empresas rusas, 2005 fue un pistoletazo de salida masiva a bolsa. Varios expertos constatan la creciente demanda de activos rusos por parte de inversores occidentales. “La s valorización lograda por Pyaterochka, por ejemplo, demuestra que la economía rusa tiene un potencial considerable – señala Valery Petrov, subdirector de la moscovita bolsa de valores MMVB -. Hemos llegado a un momento de correspondencia entre la oferta y la demanda, los empresarios occidentales están dispuestos a creer que la inversión en las acciones rusas será rentable”.

Rusia se está afianzando en el mercado global de OPV, de acuerdo con un estudio realizado por Ernst&Young y Thomson Financial. El crecimiento del PIB en 2005 será superior a un 6%, es decir, un 50% más que en EE.UU. o la UE, lo cual facilita la captación de nuevos capitales y contribuye a que muchos inversores vuelvan la vista hacia Rusia y los demás mercados emergentes que registran tendencias similares. Dug Gardner, quien es gerente asociado de Ernst&Young para los países de la CEI, atribuye la exitosa evolución económica de Rusia a una estrategia consecuente, encaminada en primer término a restablecer el sistema financiero, mejorar el clima inversionista y fomentar las infraestructuras de mercado. Habida cuenta de esos factores, Ernst&Young espera que las salidas a bolsa de empresas rusas se irán multiplicando en el futuro, con el subsiguiente aumento del capital atraído.

Un detalle muy importante es que la estructura de OPV rusas va cambiando poco a poco a favor de las empresas de la industria de transformación, siendo los sectores más promisorios en este sentido la alimentación, metalurgia, química, construcción de maquinaria, altas tecnologías y cadenas comerciales. Los analistas auguran también una masiva salida a bolsa de medianas empresas en los próximos años. Las OPV lanzadas por Pyaterochka y otra cadena minorista, Perekrestok, así como por la empresa del sector de informática Rambler representan un buen ejemplo en esta materia.

Paralelamente, se van perfeccionando las normativas legales que regulan el mercado OPV en Rusia. En febrero de 2006 entrarán en vigor varias enmiendas a la Ley rusa del mercado de valores que tienen por objetivo homologar el mecanismo de salida a bolsa en Rusia con los estándares internacionales, afirma Oleg Viugin, responsable de la agencia nacional para los mercados financieros (FSFR, según la sigla en ruso). De hecho, el proceso de OPV en Rusia será idéntico al que tiene lugar en los parqués internacionales, añade él.

Las empresas rusas también sacan sus acciones a las bolsas locales, RTS y MMVB, aunque a una escala menor. Así, ZKZ Lebedianski cerró el pasado año una OPV en Rusia con US$151 millones; Severstal-avto, con US$135 millones; y OAO Pava (antes llamada Khleb Altaya), con US$8 millones.

Las autoridades financieras del país hacen grandes esfuerzos por estimular el lanzamiento de OPV en Rusia. Simultáneamente con las enmiendas a la Ley del mercado de valores, la FSFR está preparando un paquete de normativas que obligarían a las entidades locales dispuestas a realizar una OPV a que hagan la primera oferta en Rusia y pongan cierto volumen de sus acciones en libre circulación en el mercado interno, antes de sacarlas a bolsas extranjeras. Viugin explica esta medida por la necesidad de preservar la estabilidad del mercado local.

Los actores del mercado acogen esa iniciativa con calma, asegura Valery Petrov, de MMVB. Cuantos están realizando una OPV o piensan hacerlo próximamente, se atienen a la opinión de las autoridades, dice él.

En 2006, las empresas rusas podrían cerrar OPV por un importe total de hasta US$10.000 millones en el mercado interno y en el extranjero, según las previsiones de MMVB que toman en consideración los planes ya anunciados. El Ministerio de Desarrollo Económico y Comercio de Rusia promete una cifra mucho mayor, de US$17.000-18.000 millones, en OPV procedentes de empresas con participación del Estado ruso. Así, el Gabinete contempla que la petrolera pública Rosneft lanzará el próximo año una OPV de US$15.000 millones. También se espera la salida a bolsa de otras entidades participadas por el Estado, entre ellas, la Compañía Naviera del Extremo Oriente y la planta de camiones Kamaz. En cuanto a las empresas privadas, otra factoría rusa de la industria automotriz, GAZ, también podría lanzar en 2007 una oferta pública de venta en el mercado interno, según anunció Oleg Deripaska, jefe del Consejo de Directores del grupo Bazovy Element.

____________________

Nina Kulikova es columnista de RIA Novosti.

Noticias relacionadas

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?

Intervención en Cataluña

Rajoy ha reaccionado ante el reto o chantaje planteado por Puigdemont

Soy mujer, escucha mi rugido

La violencia contra las mujeres en la vida estadounidense, en primer plano

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris