Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Conflictos y dilemas   -   Sección:   Opinión

Los fundamentalistas

Francisco Montesano
Francisco Montesano
sábado, 14 de enero de 2006, 04:40 h (CET)
Los crueles atentados en Madrid y Londres repican aún de modo enérgico e intenso en nuestros oídos.

En el tiempo transcurrido desde que comenzó la guerra contra Irak, los vaticinios de muchos analistas han demostrado su solidez, en especial las consecuencias del ciclo de violencia que engendra más violencia. La guerra contra Irak liderada por EEUU fue llevada a cabo pese al criterio generalizado de que podría conducir a la proliferación de armas de destrucción masiva y de terror, peligros que el Gobierno de Bush consideró al parecer intrascendentes comparados con la posibilidad de tomar el control de Irak, establecer la norma de la guerra preventiva y fortalecer su control interno de poder.

La Nueva Doctrina de Seguridad Nacional que el Presidente Bush acaba de presentar ante el mundo representa que; será tenido por terrorista todo aquél que atente contra los intereses de EEUU en cualquier parte del mundo, pretenda ser militarmente más poderoso que los propios EEUU o ponga en peligro los recursos de petróleo, gas o uranio, y EEUU se atribuye el derecho de actuar unilateralmente al margen de los organismos multilaterales de decisión. Se trata de una evidente anulación del Derecho Internacional.

Es la garantía necesaria que la coalición entre Bush-Blair desea para Oriente Medio para procurarse de sus recursos naturales. Para ello le resulta necesario la definitiva obediencia del mundo árabe y por lo tanto el genocidio iraquí. Acusados de terrorismo son hoy, las víctimas propicias de este modelo de crecimiento injusto y que necesita matar para sobrevivir. En el nuevo orden mundial sólo uno tiene derecho a determinar quién tiene derecho a vivir y quién no.

Una enérgica exigencia, por parte de los iraquíes, de una real democracia y de algo más que una soberanía nominal ha obligado a EEUU a rever sus esfuerzos por establecer un Gobierno adicto. El cambio en el Gobierno de España, después de los atentados en Madrid, refleja en parte el rechazo del pueblo español al método de Bush-Blair-Aznar de combatir con el ataque y la ocupación de Irak.

La guerra contra el terrorismo fundamentalista islámico será larga y dolorosa, lo dicen incluso quienes aspiran a un inminente retiro de Irak.
El Islam, es ahora rehén de los fanáticos que alumbraron el odio y la intolerancia, no la necesidad ni la razón. Esos fanáticos dañan al mundo y a su propia creencia.

Lo importante es que los líderes musulmanes consideraron vital reconstruir la percepción que tiene el mundo del Islam. Los ataques de Madrid y Londres, con su secuela de muerte, han producido un enorme daño a la religión musulmana.

El rey Abdullá II de Jordania fue directo: “No importa cuántos insultos y ofensas hayamos sufrido los musulmanes, porque nada justifica matar inocentes de cualquier religión o nacionalidad”.

Así como los musulmanes exigen que se combata el prejuicio antiislámico, millones de musulmanes deben combatir su propio prejuicio contra Occidente. Los musulmanes deben saber que no hay odio estructural contra el Islam ni deseos de aniquilarlo, excepto en minorías repudiadas.

Las posiciones fundamentalistas de ambos grupos, tanto la de lideres mundiales occidentales como los fanáticos islámicos están llevando el mundo a una espiral de violencia irracional que puede terminar con las bases mismas de la civilización. Debemos ante todo entender este concepto para salvar nuestra sociedad de odios raciales inadmisibles en nuestro tiempo.

Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris