Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

El bochorno de la OPA

Pascual Falces
Pascual Falces
miércoles, 11 de enero de 2006, 23:47 h (CET)
Entre las acepciones de este siempre sofocante primer término, figura el “desazón producido por algo que ofende, molesta o avergüenza”. Y resulta adecuado para calificar los sentimientos provocados entre el “capitalismo popular” –las mieles de los pobres con ahorros en el mercado de valores- desde que se conoció el interés de compra (OPA) por Gas Natural, en manos del capital aparentemente catalán –los mismos perros con distinto collar-, de Endesa, la que distribuye más energía eléctrica en toda España, y fruto de la integración de productoras anteriores. Hasta aquí lo que sabe todo el mundo, y sobre lo que nada habría que objetar salvo la concentración en las mismas manos de la necesidad energética de gas o electricidad de cada familia.

Zapatero, presidente-por-accidente-no-se-olvide, tiene un gravísimo problema ante sí cada mañana: depender del voto catalán para proseguir en la Moncloa. Y “Catalonia” como país, necesitará capital; así descubrieron que “comprar” hábilmente la electricidad a suministrar al resto de España (a buen precio), era un negocio seguro. Y se lo pusieron en la mesa como condición de mantener el voto a su favor, y se frotaron las manos pensando en el futuro. Lo demás que se ha vivido, y se vive, es consecuencia de ello. Ya ha podido gritar Pizarro –presidente de Endesa-, que él vale mucho, y que no está dispuesto a ser un funcionario de la nueva Cataluña, afirmando, entre otras cosas, que “como es de Teruel, ha jugado al futból de pequeño, a quince grados bajo cero”. Aragón da para mucho. Desde “exportar” cazurros con talento como Carod, hasta genios como Goya, y santos como el fundador de la Escuelas Pías. Y en nuestros días al “rector” radiofónico de la ortodoxia liberal de España: Jiménez Losantos.

“Negocio” entre políticos, al fin y al cabo, no sería motivo de atención de esta columna, entre otras cosas porque los demás que existan quedan en la mayor oscuridad. Lo que llama la atención es cómo se está jugando con el mencionado capitalismo popular. Con “los dineros” de la gente. Los esfuerzos de Zapatero para ultimar la OPA han ido desde lo esotérico hasta lo grotesco. Sí, esotérico, y no sorprenda la afirmación: Cuando Bruselas podía estropearla, envió un avión del ejército del Aire a Lisboa, un domingo por la tarde, para traerse a cenar a Durao Barroso y decirle: -No me “jodas” en Bruselas la operación; me juego el puesto, y te doy a cambio lo que quieras (“lo que sea”, en su lenguaje). Un presidente de un país europeo, negociando intereses particulares en su domicilio oficial con el presidente de la Unión Europea, ¿esotérico, rocambolesco?..., y Bruselas se lavó las manos. Más adelante, presiones de toda índole sobre organismos de regulación españoles para que siga adelante: grotesco. Y así hasta esta misma mañana, en que, relamidamente, intenta “vender la moto” entre el pueblo, y, que si no le conociera ya lo suficiente, hasta pensaría que “es bueno para España” disponer de una gran empresa de gas y electricidad. Aparte de hacer vender, bajo cuerda, millones de euros en acciones de Endesa de su área particular de influencia, y que rebajan su cotización. ¿Quién no se abochorna? Si los pobres siempre han sido de lo más manejable –recuérdese el pan que los romanos recibían antes de sus espectáculos-, en sus atisbos capitalistas, no lo son menos. ¡Toma demagogia!

Noticias relacionadas

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?

Intervención en Cataluña

Rajoy ha reaccionado ante el reto o chantaje planteado por Puigdemont

Soy mujer, escucha mi rugido

La violencia contra las mujeres en la vida estadounidense, en primer plano

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris