Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Crítica de cine   -   Sección:   Cine

'Aeon Flux': Batiburrillo postapocalíptico

Gonzalo G. Velasco
Gonzalo G. Velasco
miércoles, 1 de marzo de 2006, 00:32 h (CET)
Se ve que ahora que ya ha conseguido un Óscar de Hollywood por su estupenda interpretación de una outsider con celulitis en la abominable Monster, a Charlize Theron le importa un comino el rumbo que pueda tomar su carrera. Es lógico. Imaginemos por un momento qué sería de la vida de, pongamos por caso, Sofía Mazagatos, si algún día lograra convertirse en actriz y además su trabajo fuera recompensado con un premio de importancia. Su existencia dejaría súbitamente de tener sentido al haber colmado todas sus expectativas con las apuestas en contra, y como la Theron, tendría que volver a los orígenes. Esto es, enseñar cacha y marcar curvas.

Porque poco más (salvo cazar moscas con el párpado en homenaje aterrador al Sergio Leone de Hasta que Llegó su Hora), hace la buena de Aeon Flux a lo largo de la película de Karyn Kusama. Capoeira, tiros, una trama absurda en torno a inmortalidad que pretende entrar en sartenes filosóficas y termina rebozada en caspa de la correosa, lycra, modelitos entre el estilo Gaultier y el Ruiz de la Prada, y toda una horda de buenos actores desaprovechados (la propia Theron , Sophie Okonedo, Jonny Lee Miller, y muy especialmente Frances McDormand y Pete Postlehwaite, ambos irrisorios en sus absurdas recreaciones de dos personajes imposibles), conviven en esta chapuza sci-fi que viene a ser algo así como una versión futurista de Tomb Raider con tropezones de La Isla (todo el batiburrillo argumental sobre clonación), The Matrix (las coreografías de acción) y la MTV (montaje, música y puesta en escena).

Aún con esas, si algo hay que reconocerle a este engendro de la posmodernidad acatetada, es su imaginación, ingenio y originalidad a la hora de recrear un mundo futuro de indudable temperamento visual (gente que canjea sus pies por un segundo par de manos, césped acuchillador anti-espionaje, sistemas de comunicación vía pastilla alucinógena etc…). Una lástima que tamaño despliegue de creatividad funcione tan sólo por parcelas y se encuentre siempre al servicio del efectismo. Como le decía Samuel L. Jackson a Bruce Willis en El Protegido, “vivimos tiempos mediocres”, y si la MTV anda de por medio (Aeon Flux nació en el seno de la cadena musical y está coproducida por ella), todavía más.

Noticias relacionadas

La Muestra de Cine de Lanzarote anuncia la programación de su octava edición

Seis de las siete películas de “Sección Oficial” competirán por el Premio del Jurado, dotado de 2.500 euros

España, país invitado del X Festival Internacional de Cine de Cali

El FICCALI abrirá con la proyección de Cría cuervos de Carlos Saura

Llega la 15ª edición del Festival de Cine y Derechos Humanos de Barcelona

Con más de 100 films comprometidos con los derechos humanos universales

El Festival Internacional de Cine de Cali celebra su décima Edición

El Festival trae una fuerte programación académica en el Encuentro de Investigadores

Lo que ‘Coco’ nos enseñó del Día de los Muertos

Así son los escenarios de México que inspiraron la película ‘Coco’
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris