Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   A bocajarro   -   Sección:  

Siempre será El Sadar

Antonio Valimaña
Redacción
miércoles, 11 de enero de 2006, 23:21 h (CET)
Los tiempos corren y en el mundo del fútbol no iba a ser menos. En una época en la que la publicidad y el marketing abundan a mansalva, el Deporte Rey de nuestro país también está sucumbiendo a este hecho. La nueva moda parece estar en cambiar el nombre de los estadios de fútbol, como si estuviésemos en EEUU. El primero en hacerlo ha sido el estadio de Osasuna, que ha dejado de ser El Sadar para denominarse Reino de Navarra. Poderoso caballero es Don Dinero.

Añoranzas
El Sadar, la que era y es la casa de los osasunistas, ha vivido multitud de partidos de los “rojillos”. Partidos ligueros (tanto en Primera como en Segunda División), encuentros coperos (ya sean de la Copa del Rey, de la Copa de la UEFA…) han sido disputados en el recinto donde toman la alternativa los jóvenes que salen de la prolífica cantera de Tajonar. Allí, en El Sadar, también han puesto sus gotas de calidad algunos de los mejores futbolistas de la historia cuando los clubes a los que representaban se enfrentaban al equipo navarro. Sin lugar a dudas, un estadio con solera en el panorama nacional, y es que junto a San Mamés, el Camp Nou, el Sánchez Pizjuán, el Santiago Bernabeu o el Vicente Calderón, entre otros, se ha encargado de dar nombre al fútbol español. Pura historia.

Reino de Navarra
El pasado domingo éste pasó a ser la denominación oficial del estadio del Club Atlético Osasuna. En dicho lugar, el club anfitrión disputó su encuentro liguero frente al Rácing de Santander. Fue también allí donde el galo Ludovic Delporte adelantó a los de Pamplona al lanzar con maestría un libre directo al borde del área, lo que supuso el primer gol en el recién bautizado Reino de Navarra. Todo ello queda para la historia, una historia que no se puede comparar con la auténtica realidad. El Sadar fue siempre el Sadar, le pese a quien le pese. Ahora se impone el criterio económico. El fútbol entra cada vez a pasos más agigantados en la espiral de consumismo que nos invade desde hace algunas fechas. El tiempo transcurre, pero la memoria sigue. El Sadar fue, es y será siempre El Sadar.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris