Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿España y su ejército invertebrados?

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
miércoles, 11 de enero de 2006, 02:15 h (CET)
La legítima potestad del Ministerio de Defensa por las medidas disciplinarias y destitución del Tte. General Mena por pronunciar lo que su cúpula máxima -ministro y JEMAD- anteriormente habían manifestado, no deja de ser una incorrecta medida que ahonda en el problema. La prospectiva política puede ser definida como apocalíptica por algunos, agorera por otros, o de crispación por parte del contrario.

Una invariante común es no obstante, la que fija imperturbable el clima socio-político de la presente legislatura nacida el 14-M de 2.004. Es la invariante de la división entre españoles, alentada desde el propio Gobierno, que es apoyado en sus decisiones por las minorías interesadas. Es rescribir la orteguiana España invertebrada, desde posicionamientos que no deberían tener lugar, en una España de las libertades y el progreso económico del siglo XXI. Invertebrada institucionalmente por su sobrepolitización extrema, que se traduce hasta en los ámbitos más íntimos de la sociedad civil.

España a través de su Estado comprueba atónita su polarización, no sólo en su Poder ejecutivo y legislativo, sino que arrastra al Poder judicial en su Consejo de designación política, legislando para el nacionalismo, y la sectorización de las asociaciones judiciales.

Pero si en este Poder unitario que es la justicia contemplamos la intencionalidad desvertebradora, mayor significado tiene el cese de Mena. Queda constatado que la obsesiva división llega hasta el Ejercito, que al margen de opiniones a favor o en contra del pronunciamiento, mantiene posturas mayoritariamente contrapuestas. Como queda claro por boca de sus ascociaciones.

La politización de las instituciones cuando el ánimo es de división, extremará sus consecuencias cuando por debilidad del espirítu de la democracia, atente a aquellas necesitadas de indispensable unidad. ¿Es España invertebrada realmente o se potencia invertebradamente la desvertebración? ¿Es su Ejercito invertebrado, como resultado de lo anterior?.

Las últimas manifestaciones en Capitanía de Sevilla, probablemente lo que quieran decir, que es éste el ánimo y la ratio decidendi de los poderes dominantes.

Noticias relacionadas

La Querulante

Cree que el mundo entero está contra él y por lo tanto se defiende atacando con contenciosos de todo tipo

Tras una elección histórica, comienza el trabajo de verdad

El Partido Republicano aumenta su mayoría en el Senado mientras que los demócratas logran obtener el control de la Cámara de Representantes

Extraños movimientos políticos que alertan de un invierno caliente

“El verdadero valor consiste en saber sufrir” Voltaire

Uno ha de empezar por combatirse a sí mismo

Obligación de vencer ese mal autodestructivo que a veces, queriendo o sin querer, fermentamos en nuestro propio mundo interno

Ataque al museo

Hay colectivos que van a terminar comiéndose las patas, como los pulpos.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris