Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Libre directo   -   Sección:  

Bianchi debe continuar

Diego Blázquez
Redacción
martes, 10 de enero de 2006, 23:00 h (CET)
Lo cierto es que no pintan muy bien las cosas para el entrenador del Atlético de Madrid Carlos Bianchi. El domingo, se le despidió con una sonora pitada en el Vicente Calderón cuando concluyó el triste empate a cero contra el Valencia, aunque sin duda lo que más encendió al público fue la sustitución del venerado Petrov, el único cambio en las filas colchoneras. Esta tarde, ha bajado al entrenamiento vespertino del equipo Gil Marín a ratificarle cara a cara, algo que no supone muchas garantías en el Atleti. Si leen o escuchan los medios de comunicación se podrán dar cuenta de que los ánimos están muy crispados en la rivera del Manzanares, y si tenemos en cuenta lo que duran allí los entrenadores, desde luego que no le espera un futuro muy largo al prestigioso técnico argentino.

Sin embargo, yo quiero romper una lanza en favor de Bianchi, como en su día hice con Luxemburgo o López Caro. No quiero ser un defensor de las causas perdidas, pero es que en el actual mundo del fútbol los culpables de todo son siempre los entrenadores. Algo que también empieza a suceder en el mundo de la canasta, y sino que se lo pregunten al ya ex técnico del Adecco Estudiantes Juan Antonio Orenga. Su destitución ha llegado en el momento más incomprensible de todos. En el momento en el que el equipo había abandonado esa tendencia negativa y había adquirido costumbres de altas miras. Se había acostumbrado a pelear por los partidos, a conseguir victorias, y había recuperado a un Carlos Jiménez que parecía más bien un estorbo a principio de temporada que el gran jugador que es en realidad.

Creo en Bianchi porque es un profesional, un intelectual y un amante del fútbol. Su veteranía y experiencia vienen reforzadas por sus grandes conquistas en Argentina: con Vélez Sarsfield fue tres veces campeón de liga (Clausura del 93, Clausura del 96 y Apertura 95) y le llevó a conquistar la Copa Libertadores del 94 y la Intercontinental del mismo año; con Boca Juniors ganó cuatro ligas (el Apertura del 98, el Clausura del 99, el Apertura de 2000 y el Apertura de 2003), tres Copas Libertadores (2000, 2001 y 2003) y dos Intercontinentales (2000 y 2003).

Pero además, es un técnico, que a diferencia de lo que piensan muchos, tiene experiencia en Europa. Bianchi inició su carrera de entrenador dirigiendo y ascendiendo a la Primera División francesa al Stade Reims. Tras su periplo en Vélez, regresó al viejo continente para entrenar a la Roma, sólo estuvo hasta la jornada 26, en la que el equipo ocupaba la octava posición del Scudetto. De vuelta a Argentina, vivió su periodo dorado en La Bombonera. El historial y el palmarés del actual entrenador del Atlético de Madrid no me parecen cualquier cosa. Para mí es suficiente garantía de que estamos ante un entrenador que domina las claves del juego y sabe de que va esto del esférico. Puede que sea su primera temporada en la Liga Española, quizás la más fuerte del Mundo, pero si no le dejan trabajar con tranquilidad, como ha trabajado en el resto de clubes en los que ha estado, seguramente sea la última.

No creo que el Atleti deba dejarse guiar por las prisas de la ansiedad. No sirve de nada crear un proyecto sin base, es como construir un edificio sin cimientos. No creo que sea un fracaso que este año los rojiblancos no se clasifiquen para Europa, un fracaso sería cambiar de entrenador de nuevo por creer que éste no les han conducido al puesto que se merece el club. De momento, se sigue arrastrando la lacra del descenso, algo que va a costar mucho trabajo remendar, porque es muy difícil ascender a Primera y hacer lo que hizo aquel Superdepor de Bebeto. Desde entonces, no se ha trabajado con tranquilidad en el Calderón, y eso es un déficit que se nota a la hora de afrontar los partidos. Ya va siendo hora de que llegue alguien que pare esta máquina de despropósitos que viene siendo el Atleti; alguien que decida que es el momento de no generar informaciones y rumores que sólo entorpecen la buena marcha y la salud de un vestuario con potencial; alguien que le devuelva una atmósfera en la que sólo se pueda respirar clama; alguien que con esa calma, construya un equipo que sólo tenga que jugar al fútbol sin preocuparse de nada más, ni de resultados, ni de público, ni de nada; alguien que decida qué es lo que quiere el Atlético de Madrid y a qué quiere jugar en función de lo que tiene y no de lo que le gustaría tener. De verdad pienso que el fichaje de Bianchi fue un acierto a principio de temporada, porque creo que es el que mejor puede ayudar a reconstruir este viejo edificio sin dueño ni sentido.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris