Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Lupa Deportiva   -   Sección:  

Roberto ‘Malhumores’ Carlos

Adrián Candal
Adrián Candal
lunes, 9 de enero de 2006, 23:27 h (CET)
En la víspera del partido contra el Villarreal, donde alcanzó la marca de 229 partidos con el Real Madrid en Liga, algo que igualó la marca de Di Stefano, Roberto Carlos estalló de ira en la sala de prensa blanca. Encolerizó contra la prensa, a la que acusó de ser el cáncer que está haciendo que la crisis del Madrid se mantenga perenne. De meterse en la vida de los futbolistas y de criticar todo, pero sobre todo de fallarle. Por supuesto que cada uno tiene libertad de opinión. Claro que si, pero hay que mantener un poco las formas, y sobre todo ser señores. Esta reacción del lateral brasileño lo único que hace es jugar en su contra. Presentarlo como una mala persona y dar una imagen de ser un futbolista al que le queda muy poco por estos lares.

¿Qué la culpa de los males del Madrid la tiene la prensa? Difícilmente se puede decir. La culpa la tiene una mala gestión deportiva por parte de los que mandan y una alarmante carencia de carácter de la plantilla. Los periodistas no juegan cada domingo, y si los comentarios que estos hacen les afectan, entonces habría que plantearse por qué son futbolistas profesionales. Ellos tienen que estar alienados de todo eso. Y sino, ya saben, a jugar mejor. O por lo menos a no hacer el ridículo.

A Roberto Carlos le molestó que se hablara de su ausencia en la mesa de capitanes durante la comida de Navidad. ‘Yo como con quien me da la gana, y me siento donde quiera. Que conste que vengo aquí porque me lo ha pedido el club. Me he sentido utilizado por la prensa’. Pero la bravuconada continuó, y el lateral se atrevió a decir que no abandonaría el club de la capital de España hasta que consiguiera otro título. Si se cumple lo que dice, a este paso tendrá que seguir en el equipo mucho tiempo porque los títulos parece que no se avecinan.

Roberto Carlos siempre fue una persona afable, que llevaba la sonrisa por bandera y simpático con la prensa. Pero todo eso ya es historia. Ahora es un personaje soberbio y malhumorado. Que mezcla churros con merinas. Echar la culpa a la prensa de algo exclusivamente deportivo demuestra muy poco del tres blanco. Amigo Roberto, por ese camino no se conquista el Imperio, y menos el de un club que se dice ‘señor’.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris