Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Música
Etiquetas:   girona   Tenor   Actuaciones  

Jonas Kaufmann, el tenor más moderno, canta en Perelada

En recuerdo y homenaje a Carmen Mateu. Mecenas de Perelada
Teresa Berengueras
@berealsina
viernes, 27 de julio de 2018, 00:46 h (CET)

2707183

Jonas Kaufmann irrumpió en nuestras vidas en el año 2009 al interpretar un montaje de “La Traviata” en el Metropolitan de Nueva York. Después de interpretar diversos papeles secundarios e intentar hacerse un hueco en el difícil mundo de la ópera Jonas dejó huella en América y desde aquel año no ha dejado de cantar en todo el mundo, y lo que es más importante, de gustar.

Son pocos los que se resisten a su forma de interpretar y a su voz de tono bajísimo, es el nuevo divo del “bel canto”, comedido y sin ningún asomo de soberbia, tal como y hicieron en tiempos pasados los grandes de la ópera. Pese a su éxito, tanto en los escenarios como en la venta de discos, este alemán se muestra ante sus seguidores como una persona sencilla y cercana.

Nació hace 49 años en Múnich, en el seno de una familia que había vivido las estrecheces a la Alemania del Este, creció arropado por el amor a la música clásica de un padre que poseía una buena colección de discos de música clásica y una familia amante de la música, una de sus abuelas cantaba, no de manera profesional, y uno de sus tíos llegó a dirigir alguna ópera en un teatro local. Ante este panorama no fue extraño que cuando, a los siete años, su madre le llevó a ver y escuchar una representación de “Madame Butterflay” decidiera que cuando fuera mayor protagonizaría el papel del teniente Pikerton, protagonista de aquella ópera, y muchos otros papeles que le llegaron a lo largo de su vida artística.

Pasar hambre
Pero su decisión de dedicarse al mundo de la música no fue bien recibida por su familia. Sus padres habían previsto para aquel niño, de cabellos rizados y amable sonrisa, otro camino en la vida profesional. Como cualquier otra familia querían que estudiara y se preparara para la vida en algo mucho más serio que el mundo de la ópera. Su padre le vaticinó que en un futuro pasaría mucha hambre. Afortunadamente, se equivocó.

Kaufmann, no entendió la decisión familiar y para complacer a la familia comenzó los estudios de Matemáticas, en los que duró poco, no era constante ni le interesaba lo que explicaban los profesores. Algo en su interior le decía que su opción de dedicarse al mundo operístico era la correcta. Y dejó en el cajón del olvido los libros de Matemáticas para comenzar a estudiar música y canto. Lo que le gustaba hacer. Fueron tiempos duros y complicados, debía forzar la voz para alcanzar la tonalidad requerida a un tenor, y, muchas veces quedó afónico por forzar en demasía las cuerdas vocales. Pero con un buen maestro consiguió educar su voz y nació, para la ópera, un nuevo tenor. Comenzó a sentirse cómodo con su voz. Interpretó diversos papeles como secundario, luchó y llegó al puesto que ahora ocupa. El de un tenor que no tiene nada que ver con otras voces conocidas, y que le han llevado a enamorar a los seguidores mundiales de la ópera.

2707182

Humilde y seductor
Ahora ya se ha hecho un nombre entre los grandes del bel canto. Una vez escuchado nadie le olvida, todos quieren acudir a sus recitales, y se ha convertido en un seductor nato que, con elegancia y humildad ejerce esta especial influencia entre los seguidores de la ópera. Nadie le ha enseñado, ser seductor es un don natural que él tiene. Es consciente que la prepotencia no sirve para nada y que es el trabajo constante y sin mirar atrás el que le ha llevado y le mantendrá en el lugar donde ahora está. Ser humilde y seductor es un privilegio al que muy pocos pueden llegar.

Conquistar el Liceu de Barcelona
Hace unos meses Jonas acudió, después de vencer diversas dificultades al Gran Teatre del Liceu de Barcelona para interpretar, de manera magnifica, la ópera Andrea Chenier . Se ganó al público que, puesto en pie, le dedicó una amplia, clamorosa y larga ovación. Se dice que los liceístas seguidores de la ópera son un público difícil, pero el tenor alemán se los ganó, se los metió en el bolsillo, como se suele decir, y hoy este selecto y especial público está esperando que vuelva a pisar el escenario de las Ramblas para volver a mostrarle, con largos aplausos, la predilección que sienten por él. Llegó, vio y venció, y, lo que es más importante, dejó al público con la miel en la boca y con ganas de volver a escuchar su voz privilegiada.

Interpreta de manera única y sublime a héroes trágicos y personajes de alma dura y oscura, Don José, de la ópera “Carmen” de Bizet, es uno de sus hitos, también Parsifal, Romeo, Otello y tiene una amplia discografía. Uno de sus discos más relevantes ha sido el dedicado a obras de Puccini. Kaufmann quiere que la ópera llegue a toda clase de público y considera importantes a todos los autores. También interpreta temas escritos por Schubert, Schumann, Mahler, Strauss, y canciones italianas, francesas y alemanas.

Se dice que es el tenor preferido de la canciller alemana Ángela Merkel. También hay que decir que el llegar tan alto tiene un precio y el que ha tenido que pagar ha sido la exposición de su vida privada ante la prensa especializada en este tipo de cosas. Durante veinte años su pareja fue la mezzosoprano Margareta Joswing, de quien se separó en el año 2014 y con la que ha tenido tres hijos que tambien tiene relación con la música. Después, por parte de alguna prensa, se le han adjudicado diversas parejas, incluso algún medio italiano habló de una hipotética relación con la cantante Madonna. Pero todo esto son cuestiones que nada tienen que ver con su valía como cantante, profesión que, según algunos, dificulta la vida familiar y en pareja.

Alguna vez se ha hablado de posibles cancelaciones de algunos de sus conciertos. Ni es el primero ni el último al que esto le ocurre. En mi transitar por el mundo de la música he visto cantantes que han suspendido algún concierto porque sus cuerdas estaban cansadas y en alguna ocasión he tenido que inyectar cortisona a alguno para poder subir al escenario y cumplir el contrato. Natural. Nadie puede esperar que todo el mundo sea una súper persona, esperamos que una cancelación suceda pocas veces, pero cuando sucede, no alarmemos al personal, son seres humanos y cuando una fuerza mayor les hace suspender la función lo pasan peor que aquellos que han pagado una entrada para escucharles.

A la tercera va la vencida
Este sábado Jonas Kaufmann actúa en el Festival del Castell de Perelada, lo hace por tercera vez y lo hace para homenajear a la mujer que durante treinta años fue la impulsora y creadora de este festival por el que han pasado y pasarán tantas estrellas, Carmen Mateu Quintana. Carmen emprendió un viaje único y sin retorno el pasado mes de enero y este año, en la edición XXXIII del festival, todos los que actúan en él recuerdan a esta mujer que realizó una labor extraordinaria en el mundo de la cultura. Todos la querían, Joan Manel Serrat, en su actuación a principios de Julio le dedicó sus canciones, un homenaje a alguien que se lo merece.

Carmen Mateu, además de creadora de este festival, era una mujer de exquisita educación y de una gran humanidad, tenía un don especial para comunicarse con las persones y siempre conectó con todos los artistas que durante más de treinta años han visitado este emblemático festival. En su casa vivieron Plácido Domingo, Romina Power y Al Bano, Ángel Corella, y cuando Jonas no era tan conocido en el mundo de la ópera lo descubrió y le llevó a actuar a Perelada.

Son sus continuadores en este festival veraniego sus hijos, Isabel, a la que Carmen siempre tuvo a su lado en las decisiones artísticas y Javier y Miguel. Los tres son responsables, no sólo del festival, sino también del Casino de Barcelona, de Bodegas Castillo de Perelada y de Hispano Suiza.

Carmen Mateu, ha dejado un vacío grande, este año se la echa en falta, nunca jamás se la olvidará, queda este festival para siempre y sus hijos.

Este sábado, Jonas Kaufmann, cantará acompañado del maestro Jochon Rieder, director titular del Teatro Real de Madrid y cantará todas esas composiciones aptas para una noche de verano, canciones que el tenor interpretará con pasión, el tenor alemán, cuando actúa, siempre pone alma y seducción, dos cuestiones muy difíciles de encontrar en cualquier persona, aunque éste sea el mejor tenor del mundo.
Comentarios
Carmen Leiva Taylor 26/ago/19    23:16 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Entrevista a la cantante y actriz Sara B. Viñas

"Es complicado a veces saber qué tipo de público va a disfrutar más de una función ya que en lo teatral, musical y artístico -en general- siempre hay un factor inesperado que hace que lo que uno estima no se corresponda del todo la realidad encontrada"

Rosalía, gran triunfadora de LOS40 Music Awards 2019

La única artista que se alzó con dos premios, llevándose el de Mejor Artista y Mejor Canción LOS40 Global Show

El Deleste conquista el cauce del río Turia con más de 3000 visitantes

El público valenciano responde positivamente al nuevo emplazamiento al aire libre

Jako al rey: "Nada que perder", el album redondo

Crítica y análisis sobre el nuevo disco del grupo Jako al Rey

La mítica fiesta Rock Nights viaja este mes de Ibiza a Madrid

La sala El Sol acogerá, en su regreso a la capital diez años después, un evento musical que lleva casi década y media de éxito ininterrumpido en Pikes, mítico hotel ibicenco
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris