Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   ¡OJO AL DEPORTE!   -   Sección:  

Año nuevo, vicios de siempre

Carmen Denébola
Redacción
sábado, 7 de enero de 2006, 23:21 h (CET)
Comenzamos el año con la puesta en marcha de la polémica “ley del tabaco”. En A Coruña, como en el resto de España, a unos sienta fatal y otros la agradecen. Pero lo que agrada a todos es el juego con el que comenzó el año el Mago de Arguineguin.

Y es que ya hacía tiempo que Juan Carlos Valerón Santana no deslumbraba en las “leiras” de Riazor como lo hizo el pasado miércoles ante el Osasuna. Y no hay que echarle toda la culpa al 21 del Deportivo pues la pasada campaña fue la plantilla al completo la que no despertaba grandes pasiones en el estadio, y es que Riazor es exigente. Arropa como pocas aficiones, pero también silba al equipo cuando no juega al fútbol o los resultados no acompañan.

No hace medio año que Joaquín Caparrós llegó a Coruña y ha transformado un equipo descorazonado, deprimido, formado por una plantilla que parecía aborrecida de su profesión y que despertaba más rumores sobre faltas a entrenamientos, depresión y malestar que sobre compañerismo y buen hacer. El técnico sevillista dijo en una ocasión que quería “volver a ser la envidia del fútbol español” (refiriéndose al conjunto blanquiazul) y por el momento el equipo se encuentra en UEFA a un punto de la Champions y con el partido de vuelta de los octavos de la Copa muy bien encarrilado, tanto que el avispado Lendoiro ya está intentando que la final se juegue en Riazor.

Ahí está la plantilla que antes callaba o tenía lengua de serpiente apoyando las decisiones del técnico, jugando lo que le toque a cada uno y disputándose el puesto en los entrenamientos. Así es como Molina declara tras un entrenamiento que “Estoy disfrutando mucho en este Deportivo” o Andrade comenta del recién llegado Arizmendi que se parece a Roi Maakay (esperemos que sólo en lo relativo al juego y los goles).

Y así enlazamos de nuevo con el mago Valerón que el año pasado, pese a no estar realizando su mejor juego, fue el que más minutos jugó en el Deportivo y de toda la liga el que más faltas recibió. Le hacían una cada veinte minutos y eso sin contar todas las que no le pitaron, aunque eso es otro tema que hoy no viene a cuento. Para este año deseo que el canario nos vuelva a deslumbrar con su fútbol y así una vez más no quepan disculpas, porque se merece un sitio en la selección. Lo dicho, un mago y que la toque otra vez.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris