Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Al aire libre   -   Sección:   Opinión

Evo Morales, el 'tranquilizador'

Pascual Falces
Pascual Falces
sábado, 7 de enero de 2006, 01:11 h (CET)
La vida política de nuestro país atraviesa en estos primeros días del año un tramo calificable de pintoresco. Este término que sirve lo mismo para conceptuar paisajes, escenas, tipos, costumbres y cuanto puede presentar una imagen peculiar con cualidades plásticas, como para definir algo estrafalario o chocante, viene “al pelo” de la actualidad. Un personaje interesante en el panorama político hispanoamericano visita España después de haber cumplido viaje a sus dos principales valedores a la hora de ganar, democráticamente, la presidencia de Bolivia: Hugo Chávez en Venezuela, y el valetudinario revolucionario del Caribe, Fidel Castro.

Esta ostentación ante el mundo “mundial”, por su parte, de considerar a los socialistas españoles en el gobierno, como su tercera pata del banco donde asentarse para conducir a los bolivianos, no ha sido recibida con gusto por la cuadrilla “zapateril”, y con disimulada incomodidad -mal que bien-, la sobrellevan procurando “pringarse” lo menos posible con las promesas electorales del líder cocalero. A quien, desde esta columna. y dicho sea de paso, se le desean los mayores aciertos para la prosperidad de quienes menos bienestar disfrutan en todo el continente.

Una de las indicaciones, que con esa intención se le han hecho, es la de que sus palabras “tranquilicen” las inversiones extranjeras, entre las que tres españolas ocupan lugar relevante. El petróleo, algunos bancos, y un grupo editorial muy conocido por sostener en sus medios de opinión la mayor coincidencia con el gobierno, figuran en esa primera fila de nerviosos o “intranquilos” ante el futuro boliviano. Aunque, eso sí, unos más que otros. De los citados, el de los libros ya se ha “tranquilizado” al estar seguro de que la deuda exterior que se condona por parte española es para invertirla en “educación”, que, no confundirse, no se trata de que adquieran “buenos modales”, sino de regalarles libros, pupitres, pizarras, y demás útiles escolares que el mencionado grupo editorial suministra con diligencia. En los otros dos sectores, un “oportuno” cambio suavizado de términos calma el desasosiego de los comerciantes españoles.

Así, Evo Morales se ha transformado, en su visita, en el “tranquilizador” de los intereses comerciales de España en Bolivia. De este modo, el contribuyente español perdona la deuda al estado boliviano a cambio de pagar, con el erario público, los útiles de educación que vende el editor asociado al actual gobierno. Por lo tanto, se “tranquilizan”; prosigue el negocio. Más, ¿quién “tranquiliza” al resto de españoles de las otras arbitrariedades gubernamentales? Evo, no es sólo Evo, es el orgulloso representante de la lucha por la supervivencia de los más desposeídos bolivianos. Se ha formado entre ellos y lo encumbraron reconociendo su carisma de líder. Seguirán por el buen camino y con la razón de su parte, reclamando sus derechos, y enseñando, a cualquier gobernante, a ser mejor, con su ejemplo de dignidad desposeída de bienes materiales.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”

Milagros

Casi todo el mundo cree que los milagros son el resultado de aplicar fórmulas mágicas o de la intervención directa de Dios
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris