Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Socialismo y capitalismo

Rosa Cicka Insaurralde (Madrid)
Redacción
jueves, 5 de enero de 2006, 03:13 h (CET)
En respuesta a la señora Almudena Negro debo admitir que, efectivamente, en los países nórdicos, y en sus posibilidades también en Cuba, cualquier ciudadano emprendedor tiene el apoyo estatal para montar la empresa que desee sin arriesgar nada, porque es el Estado el que analizará e invertirá en el emprendimiento, proveyendo el mejor asesoramiento para asegurarse que sea exitoso. Todo este desembolso lo hacen todos los ciudadanos del país a través del Estado, que es el que da la cara ante el contribuyente sobre los dineros que éste le deja para su mejor gestión.

Es justicia social. No robo, como lo califica Ud., ¿no es lógico que si el emprendimiento genera beneficios una parte vaya a la sociedad que ha sufragado el emprendimiento? Es reparto equitativo porque en esos países los gobernantes son servidores del pueblo, no se consideran dueños de las arcas del país que pueden disponer del dinero de los ciudadanos como les plazca.

Por poner un ejemplo que todos conocemos: Telefónica y el 'pelotazo' de los amigos del PP, las eléctricas que recibieron miles de millones de subvención del Estado que adjudicaron a la cuenta de resultados de cada una, para al final del ejercicio repartírselos entre los directivos, hecho que produjo un gran escándalo en el pueblo, pero que Aznar, la encarnación moderna del regidor de Nottingham, -que robaba a los pobres en beneficio de los ricos- justificó diciendo que eran 'subvenciones para mejorar las infraestructuras y, que por tanto, el pueblo tendrá mejor servicio'. Sin hacer seguimiento de tal donativo ¿resultados? cada dos por tres en toda España se producen derrumbes de torres eléctricas, incendios, etc. Está en las hemerotecas. Esa política sí es antisocial y un robo a los ciudadanos, escandolsa e inmoral.

Dice Usted que los gobiernos nórdicos roban como Robin Hood. Está Ud. insultando a gobernantes probos que ya quisiéramos haber tenido en la última etapa del PP. Son países democráticos y socialmente justos. Y es del todo ético que el Estado exija dividendos, si el emprendimiento es exitoso, para repartir entre sus 'accionistas' que son los trabajadores. ¿No se pagan intereses al banco cuando alguien pide un préstamo? Por esa regla de tres los bancos no deberían cobrar intereses ni hacerse con las empresas donde 'invierten' a través de cuantiosos préstamos.

La clase media de cualquier país nórdico es la clase rica de España, es la que viene a comprar viviendas (donde el 'ladrillo' manda, como 'mandó' en las elecciones de Madrid), poner negocios con los ahorros que consigue viviendo en casas estatales, no pagando el transporte, con una sanidad de primera clase, Internet gratuito con teléfono nacional para todos los ciudadanos, trabajadores o estudiantes. Mientras que en Estados Unidos, Reino Unido, España o Italia la clase media vive ahogada en deudas pagando a plazos créditos que heredarán sus hijos.

Decir que USA aplica políticas proteccionistas es delirante. Lo que aplica son subvenciones al gran exportador o a las grandes corporaciones. El trabajador es un gusano que no tiene ni seguridad social si no se la costea de su bolsillo y cuando se muera lo hará como un perro sin dueño. El trabajador carece de vacaciones; como mucho y por generosidad del empresario a veces consigue una semana.

Los políticos de los países nórdicos socialistas trabajan, se sienten orgullosos de servir al pueblo y no se gastan en caprichos los dineros del trabajador como hizo Aznar. Si las consecuencias fueran tan desastrosas, no serían puestas como ejemplo en el mundo capitalista. Por supuesto que hay voces de sectores empresariales que, olvidando lo mucho que han recibido del apoyo estatal, se les ha abierto el grifo de la codicia. Mucho ha contribuído el mal ejemplo de las manzanas 'podridas' de Europa, cuyo paradigma es el PP de Aznar.

Se han dado cuenta de que, a mayor libertad de mercado, mayor prosperidad para el bolsillo de los más amorales, por tanto insolidarios, codiciosos y faltos de ética, no del pueblo.

Las políticas de Hugo Chávez o las nacionalizaciones anunciadas por Evo Morales son, señora mía, una respuesta a la enquistada corrupción empresarial iniciada por España y seguida por los demás países. Precisamente porque eran países muy democráticos antes de la invasión del empresariado español es por lo que pudieron asentar sus ideologías economicistas que tanto daño han hecho a Bolivia, Venezuela, Brasil, Argentina o México.

Antes de la 'invasión' de la ultraderecha española, desde finales de 1940 hasta 1965, eran países paradigma de democracia y libertad. Uruguay era la Suiza de América, incluyendo USA; Chile y Venezuela con Colombia eran sinónimo de progreso e igualdad social; y de Argentina no le digo nada, sólo debe visitarla para comprobarlo. Llevaron la corrupción como los Borges -o ya en Italia Borgia- que con el afán imperialista también llevaron la mafia extendiéndola por el mundo.

Dice Usted que en Sudamérica nunca han conocido la democracia. Cuánta ignorancia, porque allí fue y empieza a ser otra vez una realidad. Desde siempre, los políticos (no los militares y secuaces como Ménem) se han escrito con el ciudadano, hablan con ellos y conocen sus preocupaciones. Cualquiera que haya vivido un mínimo tiempo allí sabe que es así, mientras
en España no consigues que un político te dirija el saludo más que cuando está en campaña, y gracias. La democracia de España ha sido una ilusión y por eso confunden libertad de expresión con groserías e insultos gratuitos. Les faltan argumentos.

Muchos cubanos que han emigrado a países capitalistas como USA ahora dicen que si no fuera porque les da apuro volverían a Cuba donde vivían con Fidel mucho mejor.

¿Se ha preguntado Ud. cómo de la noche a la mañana España, que era paradigma de tercermundismo, se puso a la cola de la cola de los países europeos del primer mundo? La respuesta es muy simple: aplicando las doctrinas 'pepistas' del jefe de inspectores de hacienda que se conocía todos los trucos del empresariado español en cuanto a evasión fiscal y opacidad contable. Con una publicidad que decía que 'la Casa Matriz garantizaba los ahorros' consiguieron embaucar al pueblo argentino que les
confió sus dineros que los empresarios españoles diligentemente reenviaron a España y demás paraísos fiscales... de donde salieron los grandes donativos al PP y a la FAES y los créditos a todo ser vivo.

En cuanto a su comentario sobre Suecia, debe ser que sus compatriotas son estúpidos, porque prefieren renunciar al capitalismo para irse a vivir allí. Según la prensa nacional, dada la avalancha de españoles, se han visto obligados a poner un cupo de ingreso de españoles que como moscas han huído atraídos por las 'miserias' del socialismo nórdico. Holanda, Suecia, Noruega, Dinamarca. A Francia la vecindad con los españoles 'PPeros' la ha perjudicado, sus políticos se fueron contaminando.

Y permítase que le recuerde que el socialismo francés se practicó en España con generosidad ilimitada, desde la épòca napoleónica, cuando Pepe el calumniado como 'Botella' -hermano de Napoleón-, mandó construir los
edificios más emblemáticos que hoy admiran propios y extraños en Madrid. Y que los empresarios franceses que fueron despreciados cuando Aznar se 'adjuntó' con USA y el Reino Unido, eran los inversores que mejor política social aplicaban en España, pagando sueldos franceses a los españoles... mientras los yankies y los ingleses pagaban por debajo del convenio si podían.

Noticias relacionadas

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?

Intervención en Cataluña

Rajoy ha reaccionado ante el reto o chantaje planteado por Puigdemont

Soy mujer, escucha mi rugido

La violencia contra las mujeres en la vida estadounidense, en primer plano

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris