Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Dolor sin parir

José Carlos Navarro (Mérida)
Redacción
martes, 3 de enero de 2006, 00:45 h (CET)
Cuenta el Génesis 3.9-15.20 sobre el pecado orginal como El Señor Dios, a la mujer le dijo: "Multiplicaré los dolores de tu preñez, parirás a tus hijos con dolor; desearás a tu marido, y él te dominará". Al hombre le dijo: "Por haber hecho caso a tu mujer y haber comido del árbol prohibido, maldita sea la tierra por tu culpa. Con fatiga comerás sus frutos todos los días de tu vida. Ella te dará espinas y cardos, y comerás la hierba de los campos...".

Una simple ojeada al panorama actual legislativo y judicial, el parir es un derecho exclusivo para la gestante y excluyente para el progenitor. El atisbo de dominio masculino es penado con parcialidad. Los hijos son concedidos a las madres para oprobio de los padres en caso de desavenencia matrimonial. Son las espinas y los cardos que ella le ofrece al moderno Adán, bajo la neobiblia jurídico-judicial.

Pero los frutos del pecado continúan en los hijos y su estirpe, que contemplará los errores en su existencia y en la de los suyos.

No parirás, pero tendrás el dolor de no ver a tus hijos. Podrás acaso "visitarlos". Dolor sin parir. Justicia sin moral no es justicia, ya que la justicia nace de procurar el bien común, bien nacido de la moral y contrapuesto al mal. Tal vez el divorcio legal sea el nuevo pecado, para el que el actual Adán no es necesario siquiera haya tocado la manzana. Eso dice el vigente Código Civil al facilitar el divorcio con que uno sólo quiera, y que ya se venía practicando antes de reformarlo. Dolor y repudio, sin parir.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXIX)

El Opus Dei no es santo porque lo sea un miembro concreto. Ni viceversa

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XXXVIII)

¿Quizá fuese eso lo que pretendía para sus “hijos” el marqués emérito de Peralta, don Josemaría Escrivá de Balaguer Albás y Blanc?

¡Alerta roja! España en peligro por el avance separatista

“Ríe de tus lágrimas mientras las lloras” Mark Manson.

La injusticia no es inmune

"Nos corresponde hacer del mundo un lugar para todos"

La soberanía judicial española

“ Deducir que el delito de rebelión supone una exoneración del mismo, solo por haber denegado dicha Corte la euroorden del Tribunal Supremo que pesa sobre el fugado Puigdemont para el delito de rebelión, es una falacia más de los independentistas catalanes”
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris